Diente de león

Foto by © Tamara Patrejeva
Foto by © Tamara Patrejeva

Mente distraída…
siempre admirando a quien supo lo que quería…
se desvanece en el aire
quizá no pertenezca a la tierra
tan solo al aire
tan etéreo como los sueños…

Un soplido le basta para disgregarse…

para dispersarse…

Deseando ser en el arco la flecha
queriendo siempre tener una meta…

pero el viento le arrastra a lo lejos…
y desprende sus semillas repartiéndolas por doquier

¿florecerán ellas…? se pregunta…

Arriba, la atmosfera sigue despojando de peso al que se aleja,
al que es arrastrado por los vientos…
y a cambio como consuelo,
una vez tan solo,
le regala una visión completa…

Flori *)

Mantener el camino

Siguiendo el hilo de los hijos, los proyectos, las artes y cualquier anhelo que se pretenda realizar, una vez que ya está encaminado, con las riendas andando, lo único que quitaría un poco el sueño es que se mantenga así…

Ese afán de control de verdad puede arrebatar el sueño.

En ese deseo que no se pierdan las fuerzas, las ganas y el animo…

Que no se tuerza…

“Instruye al niño en su camino,
Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.” Proverbios 22:6.  ¿Es una recomendación, es una promesa?

No podemos saberlo porque en mi opinión particular las palabras son una promesa para uno cuando tocan adentro el corazón, y las tomamos y las hacemos nuestras, son palabras que tocan nuestra situación particular, y las creemos, las sentimos espontáneamente.  Es lo que se conoce como “Rhema”.  Una inspiración. Siendo así, es una promesa si la creemos.

Que a la larga los hijos tomaran sus propios caminos, es cierto, y no se puede hacer nada al respecto, no sin pretender opacar las voces de su propio corazón.

Pero lo innegable es la influencia que se ejerce. No es igual cuando se hace algo con poco convencimiento que cuando se hace con gran convicción. La convicción agrega poder a las acciones, a las palabras, a las expresiones, a todo lo que se hace.

Independientemente de lo que se crea hay que tener fe en lo que se hace, y si no pues hay que cambiarse, o hacer otra cosa o renovar la mente y buscar adentro los principios que nos sustentan, cambiarlos sino son acordes a lo que anhelamos de verdad.

Digo todo esto porque todo lo que hacemos hay un momento en que se tiene que soltar y echar a volar, y ese momento es cuando quisiera que no se pierda el esfuerzo, el sudor y las lagrimas soltadas, que no se pierdan.  Pero para perder ese miedo, lo que se hace, tiene que ser hecho de corazón.

Cuando haya que soltar lo que hicimos al menos nos debe quedar la certeza de que lo dimos todo, y allí nos daremos cuenta de lo inagotable que es el dar, siempre vamos a sentir que se pudo haber hecho más y dado más… y que no es posible en nuestra finitud.

Creo que adentro hay un afán de entregar el corazón de darlo por entero ya sea a otro, a otros, una causa, un sueño, a Dios mismo.

Creo que dentro de cada uno a veces sin saberlo tenemos ese abismo que ruega por ser llenado, cubierto, una especie de brecha que ruega por ser saltada hacia la eternidad…

Lo único cierto es que lo que damos cada día queda en alguna forma, si somos solo amor algún día iremos a unirnos a esa esencia misma, y esa esencia por ser infinita sabemos que va expandiéndose cada vez más y más, solo estamos completos en el infinito, en Dios mismo.

Y no es algo que hay que aceptar o creer porque sí,  es algo a lo que algunos llegan por convencimiento o mejor dicho por esa misma convicción que provoca el amor…

El amor: “Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. ” 1 Corintios 13:7

El amor es sufrido pero es el único camino por el cual todo, absolutamente todo vale la pena, las lagrimas, el llorar, el reír, el contentarse, el inquietarse, el calmarse… el descansar y el vivir simplemente.

Respuestas de que pasará con todos nuestros anhelos no las hay por el momento, pero si existe la certeza de que el amor infinito hace llegar todo a un buen puerto.  Cuando tenemos esa certeza nos damos cuenta cuanto puede doler mirar así, mirar el mundo sabiendo cuan ausente parece el amor.  Cuando lo tocamos el amor duele pues nos va purificando,  y luego al mismo tiempo nos traslada a lo sublime de la paz,  nos alegra, y otras nos deja un sabor agridulce mientras en nuestra mente tratamos de comprender.  En esa certeza: descansamos, mientras vamos andando.

El amor no será vencido jamás, pues el se recrea y nos recrea, toma nuestros sueños y les da forma, los suelta y los cuida como más nada puede hacerlo.  Nuestra mente necesita ese cuidado de Él mientras crecemos, y nuestro crecimiento nunca para hasta que podamos verlo cara a cara…

Foto by © Sandra Löber
Foto by © Sandra Löber

” Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido. ” 1 Corintios 13:12

Flori *)

Sueños que se acoplan

Dedicado a los estudiantes de Venezuela. A ellos, que luchan pacificamente. Y son puro corazón.

…………………………………………………………………………………………

A veces cierro los ojos,
y alcanzo a tocar el borde de una nube,
y siento el calor implacable del sol,
así como el frío de la lluvia…
y puedo hacerlo porque estoy parada sobre hombros de gigantes, como decía Einstein.
¿Sin los demás, mis antecesores, contemporáneos, soñadores, luchadores,
que sería de mí?
A veces nace un héroe, un valiente que da un salto en solitario y alcanza a mover a muchos, logra adelantarlos. Pero logra hacerlo gracias al trabajo de un conjunto.
Nuestros grandes logros son sumas, añadiduras, a veces tan solo una pincelada en la gran obra de la humanidad.
Por eso no hay logros en solitario. Cualquier triunfo solitario se lo lleva el tiempo, lo consume.
Y aun así, si hubiera triunfos individuales, aun así hay una vía más excelente, pues los sueños individuales no se comparan con la unión de muchos que se acoplan. Que juntos van labrando un camino, con todo en contra, con grillos atados a los pies, bajo el sudor, bajo el dolor de sentir que es un imposible y bajo las lagrimas de sangre que brotan de errores pasados…
Un triunfo solitario no se compara con la lucha lado a lado, aunque se vea distante la meta. El saber que no eres solo y que cuando te sincronizas ayudas a muchos a danzar en la gran obra de la vida, te hace danzar con pasión, para que de ella surja y nazca la belleza como una flor de loto. Y sabes que es una danza que se verá hasta más allá de tus fronteras. Comprendes que no es la meta lo que debes esperar sino aprender a danzar y a tomar lo que el camino te va dejando, el propio camino te va forjando.  Y comprendes lo grande que es renunciar a tus sueños personales para que otros puedan soñar. Y lo haces sin pena ni dolor pues nada se compara con un sueño inmenso, uno que te supera por lo grande por lo hermoso y que se hizo tuyo también, aunque hasta ahora lo entiendes.
Luchar para llegar a aliviar el dolor de muchos que no pueden ni siquiera expresar lo que sienten,
luchar para llenar el vacío que provoca el perder el sentido, y esa pregunta: ¿Por qué?
Son los que se unen sin pausa, diluyéndose en el anonimato, a veces con torpeza mientras tratan de sincronizarse, son ellos los que logran labrar un sendero… abrir las vías…
Y son ellos los que sueñan que habrá un día cuando no existan barreras, y el miedo, el terror, serán malos recuerdo, una pesadilla. Porque el cielo estará más cercano a la tierra y cada uno será todo lo que pueda ser.
Y es que el mundo no termina aquí en mis pies, continua …
hacia un horizonte que a lo lejos me llama,
es un coro de voces,
me hablan de la fuerza de la unión,
de lo alto y lo bello que pueden sonar cuando arropan mi voz,
cuando la hacen fuerte y la hacen llegar adonde no puedo yo sola…
Solo quisiera quedarme así,
sintiendo latir mi corazón al ritmo de un coro mayor,
uno que va creciendo y va abrazándolo todo,
tan solo con la fuerza de su sonido,
una vibración que alienta mi corazón…
y va desatando los nudos…
y va rompiendo las cadenas…

Flori *)

Blogs y amigos

Mis amigos blogger son reales, solo que no puedo verlos cara a cara.

Pero puedo leer sus pensamientos.

Esos pensamientos que a sus amigos cercanos a veces no les interesa mucho.

Es gracioso pero cuando te lee un amigo a quien ves todos los días, o un familiar, o le dices que te lea, no presta mucha atención a lo que escribes, eso me sucede. Los amigos cercanos simplemente te quieren y te aprecian sin importar lo que digas. Esto es muy gracioso, es hermoso y puede ser una bendición. Pero como todo tiene sus limitaciones cuando quieres compartir una “idea” y sobre todo si no la comprenden. Es algo con lo que hay que aprender a vivir. Me refiero por supuesto a los buenos amigos. Y quizá algún amigo hasta crea que estas un poco loco por escribir “cosas” y  dejarlas flotando en la nube…

Pero a los amigos blogger si les importa lo que dices, pues hay que destacar que para los bloggers las palabras escritas son prácticamente nuestro único medio de contacto.

El otro día me conseguí con una conocida y se me ocurrió agregarla al facebook. Para mi sorpresa se la ha pasado tratando de confrontarme, puesto que solo coloco mensajes de amor y paz, ella cree que no hago lo suficiente con respecto al tema político y social que nos toca vivir. Ella tiene una posición radical oposicionista y aunque estoy de acuerdo con ella no comparto sus acciones, así de complicadas estan las relaciones en estos días con nuestros vecinos e iguales.

Y por más que trato de explicarle mi postura ella simplemente ni siquiera me escucha. He optado por quedarme tranquila. Igual no me gusta andar discutiendo. Y tampoco quiero perder el poco contacto que tenemos al caer en la discordia.

Entonces pienso, qué diferente son mis conocidos del blog. La mayoría son sumamente educados y no por ello menos apasionados. Tal vez sea que tenemos otro nivel de comunicación, más elevado diría yo. Nos leemos y callamos, opinamos y sentimos. Entramos y nos retiramos todo con mucho tacto. Esas son las relaciones que escribiendo creo que he cultivado.

No solo nos leemos, sino que creo que tratamos de comprendernos, ya sea a través de un lenguaje emocional, sentimental, o un lenguaje más ligero, más fresco.  Unas para hablar de amor, otras de política, sociedad. A veces de nostalgias, temores, simplemente impresiones o una crítica. Y así nos vamos formando una idea de la persona. Eso ocurre cuando llevas tiempo siguiendo a alguien. Ocurre que a veces lo esperas, y hasta lo llegas a extrañar.

Muchos de mis antiguos amigos ya no están en la blogosfera. Algunos se han retirado por un tiempo, otros no sé si volverán. Pero me ha quedado su imagen, su forma de expresarse, su peculiaridad. De muchos he aprendido, y sigo cada día aprendiendo sobre todo la humildad de saber que me queda tanto por descubrir en esos vastos océanos que son las personas. Mis amigos blogger son así, como vastos océanos, por los que a veces me dan la oportunidad de navegar.

Creo que la experiencia de un blog es enriquecedora no tanto por lo que das sino por ese intercambio constante que sucede, te leo, me lees, voy y vienes. Algunos no vienen, a otros no voy, no siempre las relaciones son reciprocas, pero en mi caso es por falta de tiempo, pues se necesita concentración y habilidad para leer, no es solo leer por encima, se aprende a leer y a buscar el mensaje principal y a no quedarse en la superficie, esto es costoso, necesita su dedicación y esfuerzo si existe consideración por lo que se lee. Es hermosa la experiencia. Creo que por eso no dejo de escribir, ni dejo de leer.  Y con mis amigos escritores me siento acompañada en sentimientos, en ilusiones y sueños compartidos. Creo que nos sumergimos a nadar en el mismo mar y como decía un muy querido amigo que hace tiempo no veo y que extraño mucho, uno llega a comprender que: “Somos hojas del mismo árbol”.

Para terminar, para aquellos que no saben que escribir, que se han desanimado, que creen que se han salido de alguna temática, o temen salirse, creo que lo más atinado es simplemente escribir lo que se siente en el momento, es la mejor forma como pueden fluir las palabras, por lo menos eso me ha servido hasta ahora. Escribir lo que miro, lo que me ilusiona y también lo que me espanta, o lo que me preocupa. El tema del momento es ese que no se puede sacar de la cabeza y que se queda atrapado en el corazón… se que todo finalmente fluirá… pero como decía Whitman: “la gran obra continua y tu puedes aportar una estrofa”.

A mis queridos amigos y amigas blogger les digo: ¡Seguro que ustedes no saben cuánto los aprecio!

Flori *)

“En todo tiempo ama el amigo,
Y es como un hermano en tiempo de angustia”.
Proverbios 17:17

Sonrisa mía…

Una sonrisa tuya hacia sonreír mi corazón,
una sonrisa tuya era capaz de acallar mi dolor,
era una de mis alas para volar alto,
una sonrisa tuya,
aquella que anhele tanto…
Era la planta que regaba con mis manos
con la delicadeza del que sabe que es tan frágil,
esperando que floreciera una vez más la belleza
culminación de la espera…
Pero hay flores que aparecen una vez y luego no vuelven,
son líneas planas sin subidas ni bajadas….

El recuerdo es una llama que ilumina las oscuras veredas,
veredas de la espera,
en las que se encuentran espejos que reflejan los deseos,
reflejos de un ansia que tan solo vive adentro.

Pero el reloj sigue adelante el tiempo, no se da la vuelta…

Si pudiera regresa a ese estado inicial de asombro en el que se cree descubrir a otro,
en una sonrisa que parece recrear un todo.
Una sonrisa que no es suya, sino mía.

Sonrisa mía…
¿Acaso son pozos sin fondo?
pues va regando con gotas interminables una tierra que se muestra seca…
Se va convirtiendo en lluvia…
y es un manantial que ya no espera la flor… solo el retoño.

Flori *)

Foto by Flori

Levanta la voz… enciende una luz…

Foto by Flori

Levanta la voz… enciende una luz…

No dejes de creer…

La certeza,  la fe,  pueden ver más allá…

La fe es una fuerza que crece lenta pero segura, como crece una semillita que al principio nadie ve,   su tallo flexible se bambolea con el viento,   las tormenta tratan de quebrarla pero no pueden con su juventud,  con la savia que corre libre por dentro…

No temas más,  la luz está encendida…  nadie la apagará… ella existe desde los confines de los tiempos… Los que no pueden resistirla huyen despavoridos…

Solo algunos pocos la dejan arder por dentro…  Déjala, déjala que consuma la oscuridad…

De la semilla se ha formado un árbol robusto, uno que a las tormentas no teme más…

Flori *)

Cambio constante

Si pudiera atrapar el instante y no olvidar que cada día el cielo se rehace, la tierra, el mar, el aire…
Cada instante es nuevo, el cambio constante.
¿Nos aferramos a qué?, a una idea, un sentimiento, una persona que no es la misma de ayer, ni será la misma mañana…?
¿Adonde quedo la infancia?, adonde el anciano que no es el mismo de aquella foto de cabellos negros…
Cada día lloramos por lo que podemos perder,  por lo que no tenemos,  pero cada día mueren ideas de ayer, sueños, anhelos, la imagen joven, la piel lozana.
Y así mismo cada día nacen ideas, sueños, anhelos, la piel curtida, la experiencia que de otra forma no vendría.

Cada instante tiene un motivo, muchos que si no tomamos hoy, mañana no tendrán sentido…
Hay un delicado hilo entre el aprovechar y el esperar… unas veces se presiente y otras se pasa desapercibido…

Los ojos grises miran a los lejos ese horizonte que acariciaron sus sueños, miradas que sabrán que siempre sobrevivirán los sueños que puedan trascender el tiempo.
Aunque la memoria olvide, y se pierdan para siempre tantos recuerdos, dentro quedaran los que movieron el alma, los que nos hicieron sentirnos vivos, los que nos brindaron paz en las horas de desasosiego…

Hoy no somos los de ayer, cada día algo se pierde, y también algo se gana.
Si abres los ojos veras como al mismo tiempo todo se rehace, todo cambia.

Cada instante es precioso aunque tengamos ciega el alma…
Y que maravilla cuando podemos atrapar el instante en toda su magnitud viva, y ver como es único ante nuestros ojos… Un regalo, una gracia.

Flori *)

Foto by Flori

Pretensión

Podría deshacerme en explicaciones de porque últimamente he escrito menos, porque me he ausentado. No quiero decir que me falta inspiración, que necesito un descanso ni nada de eso, pues no lo siento. Creo más bien que ha habido un momento en el que he querido ordenar mis ideas y permanecer, eso sí, profundamente fiel al primer objetivo que tuve al decidirme a publicar en un blog, y ese fue, ser una fuente de agua fresca… con fresca quiero decir ligera, dulce, nueva o renovada, porque en realidad no hay nada nuevo debajo del sol… si hay muchas cosas por ver, por descubrir desde mi humilde punto de vista…

Si he querido despojarme un poco de muchas cosas, abrazar la sencillez, la que cada vez persigo.

No quisiera abrir este blog y encontrar algo muy distinto a mis sueños… quisiera encontrar las flores renovadas, con bellos colores, y tener ganas de detenerme por aquí, yo misma…

Una vez tuve un blog, mucho antes que este y era un espacio que visitaba y donde plasmaba todo lo que admiraba, lo que amaba, y lo que quería seguir, y aun hoy extraño ese espacio… pero por otro lado desapareció para que un día naciera este, quizá de manera apresurada, para no perder aquellos escritos…

Y bueno, tratando de nutrir mi interior es en lo que sigo cada día, pues una fuente se seca si no esta conectada a otra mayor…

Escribir para mi siempre será una necesidad y una forma de conectarme conmigo misma, si en el proceso puedo ofrecer algo sería lo ideal…

Quiero seguir mirando los días como nuevos cada vez, sin más expectativas provenientes del pasado, se que es casi imposible, pero cuando salgo afuera y veo la claridad del día, cuando el cielo esta completamente azul, mi visión cambia, y comprendo que puedo estar presente allí, en ese instante, y me siento bendecida por un día más.

Por otro lado me gusta leer y escribir detenidamente, no quiero perder el sentido de apreciar cada frase, cada palabra y a veces la velocidad de la tecnología me hace olvidar esto.  Creo que cada palabra, cada frase, cada imagen que miramos encierra una historia, un sentido que solo lo da el aprecio.

Vivir detenidamente para mi es una necesidad, si debo parar durante el camino para poder mirar, simplemente lo hago, para luego poder continuar sintiendo que me llevo adentro aquello que pude percibir.  No puedo amarrarme a lo que no tiene sentido y seguir por seguir, por eso necesito tanto mi norte.

Las cosas cambian tanto y tan rápido que un día entro aquí, por ejemplo, y veo que el mixpod ya no funciona, y así es, se cierran paginas, se pierden ideas, escritos, contactos y redes y esas experiencias que en algún momento fueron tan gratas…, tanto en internet como en la vida diaria sucede así, y yo por lo menos necesito saber y aferrarme a lo inmutable, a aquello que no cambia y no muta, y que por momentos muchos desprecian, pero que para mi es lo que me sustenta. Dios, el amor, la familia, y todo lo que de allí se desprende y sin lo cual nada para mi tendría el mismo sentido.

Este mes que comienza, y que es tan simbólico por ser un tiempo para recordar, para reunirse, para celebrar la paz, y la unión con la familia, para recordar al pequeño niño que nació en Belén, me gustaría seguir escribiendo, hoy mis razones, mañana mis sentimientos, o ese mensaje que me gustaría transmitir a través de palabras, una imagen, una foto, o esa frase, que a mi  me dio una luz en la oscuridad y me dio la fuerza para seguir…

Yo seguiré dejando una flor, tan solo una pequeña flor para el que quiera a bien tomarla, o mirarla, y una pequeña llama que pueda encender otra luz y quedarse dando calor en algún corazón que lo necesite…

Esa tan solo es mi pretensión.  En ello seguiré trabajando, si es que se puede decir así.

Flori *)

Sinfonía

Río by Flori

Huyo del llanto y los lamentos,  corro a los montes,  al silencio.

Mi alma quiere atrapar una melodía alada que en la tierra no sabe andar.

Al pie de un árbol me echo a descansar,  escucho tonadas provenientes de un río incansable,  -espera, será diferente!-,  me promete…

Un dolor viejo abate mi alma,  se pasea en mi para luego poder reconocerlo en otros ojos,  me dice,  y así,  comprender.

Viajando por los sonidos,  un todo se combina perfecto para las notas altas hacer brillar…,  y me susurra:  -las estrellas brillan más intensamente antes de extinguirse-.

No quiero dejar de escuchar aquellas notas que solo llegan una vez…

Mirando al cielo recuerdo,  hay momentos que no se olvidan jamás… Pero estos cobran su valor al consumir el combustible de aquellos otros,  por los cuales el alma se pule…

Y acaso aquellos otros,  ¿no abren los sentidos para poder admirar lo sutil y escondido…?  descubrir mundos que se pasean a diario ante nuestros ojos…

Escucho llantos,  risas,  tristezas,  alegrías,  emociones  y causas que concurren en cascada,  cada una eterna,  infinita en si misma,  valiosa.

Y me dejo llevar por esa melodía,  una sinfonía con infinitas notas,  algunas sutiles,  calladas,  suaves,  aladas…

Flori *)

Cuando él extiende sus manos…

Foto by Flori

Un sueño que en esta tierra es descubierto después, es concebido antes, de acuerdo a un plan mayor…

Cuando Él extiende sus manos y lo echa a volar… lo deja ir a librar su primera gran batalla, junto a millones de posibilidades, un único ganador, un sueño luchará por hacerse realidad… y lo hará.

Surcando espacios inverosímiles, le ganará al tiempo, y gracias a ese plan que dispone todo a su favor, será el vencedor de una larga carrera, la más grande de toda su vida, para llegar a posarse en su primer nido, el vientre de su madre…

Crecerá en pocos meses de manera exponencial.  Será como un reflejo más joven, desprovisto de defensas, desnudo por completo, libre como la brisa…

Una que se paseará trayendo recuerdos.  A sus padres evocará lo puros y libres que una vez fueron… será un aliento, una bendición, un pequeño maestro, hijo del creador de los sueños, prestado para dicha, para aprender a volar de nuevo…

Flori *)