Música·Reflexiones

Juan Gabriel …

Una pagina en blanco estoy mirando ahora, y no se que palabras podría decir a quien en vida regalo del alma tantas letras, qué se puede dar a quien tenia tanto… no lo sé…

Te escuchaba desde niña, sabias interpretar y darle voz a mis sentimientos, conocí por ti la poesía, procedente además de la palabra articulada, la del tono y las inflexiones de la voz,  la canción, las formas… tanto así que te dejaron cantar tu música en el palacio de las Bellas Artes… y es que era arte, es…

Arte es lo que logra conmover, lo que remueve las emociones los sentimientos… y tu sabías hacerlo de la forma más autentica, natural y sencilla que conozco…

Tu eras así como un alma blanca, por más pobreza, por más privaciones de amor que tuviste en tu infancia y juventud, tu alma no se oscureció, tus letras eran blancas…

Cualquier cosa que diga se que es poco para lo que quisiera expresar…

Solo decirte inmensas gracias por tu arte, por ser una persona segura de si misma de sus convicciones, y sobre todo tan especial, elegante, jocoso, pícaro y a la vez tan dulce… personas como tu nunca mueren, trascienden… para mi estas vivo cada vez que escucho una canción tuya, ¿que te puedo decir?, me encanta verte, oírte, me rió y lloro contigo, se que en algún lugar sigues cantando alto, alto…

Literatura·Música·Reflexiones

El pájaro canta hasta morir de Colleen McCullough

La verdad tenía mucha curiosidad por leer este libro, había visto la serie hace tantos años, que incluso no recordaba bien los detalles, ni el porqué ese pájaro buscaba una espina para empalarse… porqué pasaba su vida buscando esa espina, y menos porque en ese momento emitía su más hermoso canto…

El mismo libro dice que es una leyenda Celta, una leyenda al fin y al cabo.

Creía que se trataba de algún sacrificio especial que solo algunos podían hacer, pues lo mejor se obtiene luego de un gran sacrificio, dice, y es verdad.

Me pongo a pensar luego de leer el libro, que no es algo especial o extraño lo que hace este pájaro, pues eso deja ver entre líneas,  sino que la mayoría de las personas hacen este recorrido por su vida, hacen elecciones que aunque le causen dolor no pueden cambiar.

Lo que va difiriendo son los motivos, algunos eligen su camino guiados por la ambición, la vanidad,  a pesar del costo de abandonar otras cosas que le son más nobles lo que de alguna manera atormentan su corazón de por vida, es el caso de Ralph de Bricassart… Otros eligen un camino atraídos por un amor que los invade a pesar de sí mismos, olvidando que la entrega total en el amor de alguna manera los herirá hasta lo más profundo, es el caso de Meggie Cleary.

Pero todos lo hacen,  todos van por ese árbol buscando su espina para enclavarse y cantar hasta morir … lo que hay de cierto en esto es que la mayoría de los seres humanos toman sus decisiones pensando que son lo mejor, sin cuestionarse demasiado, y sufriendo las consecuencias sin mucho cuestionamiento.

Raras son las especies que hacen cambios o giros en sus caminos, pues la mayoría está convencido de que su canto el mejor que pueden emitir a pesar de que pueda doler…

Hay cierta belleza en esto… la escritora aclara al final que el pájaro no es consciente de lo que hace, pero el ser humano sí….

Por mi parte esta novela me encanto, los paisajes de la vieja Australia, la selva negra, la hacienda de Drogheda, la familia Cleary, llegue a sentir que estaba con ellos por esos mundos perdidos …  La seguridad de Meggie me fascino, primero la niña, la joven y  luego la mujer indomable, segura de su destino,  prácticamente carente de miedos,  y con una sola certeza:  el amor que sometía al final y siempre su corazón, capaz de soportarlo todo…

Digamos que en cuanto al amor, nos cuenta de aquellos incapaces de entregarse distraidos por sus sueños de grandeza, vanidad, ambiciones y otras seguridades… y de aquellos que se entrega muy a pesar de todo, incluso a pesar de sí mismos…

Flori *)

Música·Reflexiones

Lo más revolucionario…

Estaba en un foro de mujeres, todas compartiendo sus inquietudes, tristezas, miedos… era muy bueno, más que todo por las mujeres que lo formaban. Aprendí los pocos meses que estuve, como seis, aprendí y vi el dolor tan grande que muchas veces se oculta en hermosos rostros y grandes sonrisas, me encontré de nuevo con el hambre tan grande de amor de la humanidad que las mujeres, más sensibles talves, expresamos, angustiadas en su búsqueda. ¿Adónde se fue el amor?, y compréndanme, hablo del amor fundamental, ese necesario para la vida, el que incluye un respeto básico, fundamental, ese que acepta al que piensa distinto y aun así lo cobija porque cabe bajo sus alas… Ese amor que es la convicción de que ninguno somos mejores que otros, que ninguna creencia es mejor que otra, que ningún color o condición es mejor que otra…
Me fui, no sin sentir dolor por las chicas que se quedaban en medio de la intolerancia a sus ideas distintas, esas mismas chicas que vuelven a perder la confianza a expresarse.
Me sorprende que aun en el facebook se tropieza una con dictaduras, que increíble, cuando se supone que el mundo virtual es idílico de por sí. Pero no, resulta que existen lideres dictadores también en el mundo virtual. Pero de ese país virtual si me fui, no sin antes declarar mis razones, con mucho respeto claro esta…
Esa experiencia me sirvió como me dijo una amiga en iguales condiciones: para encontrar a mujeres y quedarme con buenas amistades, todas mujeres libres que reaccionaron a las imposiciones. Me sirvió para darme cuenta que de injusticias esta el mundo lleno, de tristezas, pero que no tenemos porque seguir esa corriente. Que podemos ser personas revolucionarias al no solo exigir, sino DAR respeto. Que increíble… Que revolucionario como dice Benedetti es: conservar la alegría. Gritar, expresar los desacuerdos sin herir… es revolucionario, desentonar con las masas al atreverte a expresar la opinión que tienes aun cuando sea diferente a la de ese “líder”.
Mi mensaje entre otras cosas es desprenderse del miedo. Buscar convicciones profundas que nos arropen al punto de sabernos también falibles… convicciones revisables… y no dejar nunca de cuestionarnos, no dejar nunca de pensar. Y saber que una razón no puede estar por encima del derecho que tiene otro de SER. Parece que la capacidad de expresión es como la capacidad de vertirse como el agua en la tierra… cuando no puede darse te quedas contenido, reprimido, sin ser tu mismo.
Que acertada frase aquella que dice: Pienso, luego existo…
Parafraseando a Gandhi: que sagrado es el derecho a expresarse.
Bueno, ya dada la opinión en dicho foro, esas divergencias rechazadas con intolerancia, me fui (jajaja) antes de que me botaran (;-))… y bueno pues como digo me toca limpiarme del dolor que eso provoca, el rechazo, no solo a mi sino a tantas…
En fin…

Flori *)

“I’ve exposed your lies, baby
The underneath’s no big surprise
Now it’s time for changing
And cleansing everything
To forget your love”

Esperanza·Música·Reflexiones

Esperanza, bendita esperanza…

¿Qué diferencia al que logra mirar la luz al final del túnel, la meta, el sueño anhelado, el que logra vislumbrarlo en su mente, el que logra asomarse desde la colina al valle a la tierra prometida… es justamente eso, la capacidad de mirarla desde antes, y tener la certeza de que existe.

No hace mucho vi un programa acerca de unos hombres que viajaron a una isla remota, y en el trayecto naufragaron y se perdieron, eran tres, el que perdió la esperanza de ser rescatado fue el que se deprimió, perdió las fuerzas también físicas y no podía ni caminar, pues no encontraba el sentido de hacerlo, aunque sus compañeros prácticamente lo arrastraban no lograron hacerlo sobrevivir, el hombre murió prácticamente de desaliento… los otros dos continuaron adelante a algún lugar donde un barco pudiera verlos… esa esperanza fue la que logro mantenerlos con fuerzas para esperar, hasta que tan solo un día y medio después de haber muerto su amigo fueron encontrados.  No se sabe porque aquel amigo se rindió, porque no lucho… son cosas que a veces nos entristecen como les paso a los otros dos que si sobrevivieron.

He visto personas que piensan que la esperanza no es algo a lo que aferrarse, que no tiene sentido para ellos, por ejemplo esperar que triunfe la justicia en un país tomado por la maldad o el egoísmo personal.  Sin embargo la historia no miente y la gente se cansa, la mayoría no soporta el mal demasiado tiempo, la balanza lucha por ese equilibrio, esa balanza que representa la justicia. Y aunque no lo creamos la misma naturaleza cada día busca ese equilibrio, lo podemos ver cada vez al observarla, al estudiarla con detenimiento.

Nosotros los humanos no somos muy diferentes, la naturaleza corre en nuestras venas, en nuestra parte biológica… Mientras más conectados estemos con nuestra realidad más cuenta nos daremos que también buscamos ese equilibrio sin el cual no hay ninguna paz posible, ni en nosotros mismos, ni en ningún lugar.

Pero uno tiene que tener la certeza de que ese paraíso existe… para poder mirarlo aunque sea de lejos  como lo miró Moisés… ¿quién puede dudar que sus lagrimas corrieron por sus ojos cuando el Señor le permitió mirarlo aun desde lejos?

¿Quién no quisiera poder mirar su sueño, sentirlo real y vivo aun desde lejos… ¿No le daría todas las fuerzas que necesita para seguir andando hacia adelante, toda la esperanza necesaria para llenar su corazón, sabiendo que no camina en vano..?

Esperanza, bendita esperanza… no necesito ser tanto sino saber que me espera allá, sea yo como sea, un bendito jardín, un paraíso que de lo hermoso no alcanzo a concebir…

Sí, puede que sea una metáfora, una analogía, que importa…  lo importante es que sea real.

Flori *)

Música·Reflexiones

Liberar el pasado… dejarlo

El otro día tuve un problema, o un mal entendido con alguien muy querido, por empezar a recordar el pasado que a veces se empeña en quedarse. Luego me di cuenta que ese pasado bueno o malo, ya no existía en el presente, se había diluido con el tiempo y la realidad. Me sentí culpable aunque a la vez aliviada por sacar fuera de mi esos sentimientos y no quedarme con ellos, para así al menos reconocerlos y dejarlos atrás.

Leyendo el libro “Del sufrimiento a la paz” de Ignacio Larrañaga, vi una parte que me encanto, parecía que me hablaba a mí, aquí lo transcribo: “Es indispensable estar alerta y advertir que es una insensatez revolver los archivos que contienen una historia irremediablemente muerta. Es lo que expresa muy bien el refranero popular: “Agua que no has de beber déjala correr”, o, como aconseja el Evangelio: “Deja que los muertos entierren a los muertos” Deja que las hojas caídas se descompongan y mueran. Tu mira hacia adelante, y cada mañana comienza a vivir de nuevo.”

Comienza a vivir de nuevo, esto me trae a la mente una palabra: Esperanza…

Es tan importante la esperanza, adónde se pone…

Esa necesidad de infinitud que reside en el alma… necesidad sí.

Aunque nuestros cuerpos son finitos, algo por dentro parece inmortal, y nos hace soñar con la eternidad… el amor, inquebrantable, nos hace dioses y nos hace humanos, tan humanos…

Digo esto porque me doy cuenta de nuestra fragilidad, nuestra forma tan efímera y cambiante, cuando me quedo juzgando un pasado que ya no es, una forma que ya no existe porque todos vamos cambiando, las experiencias van transformando lo que somos lo que fuimos, y hoy ya no somos los mismos de ayer, nuestras expectativas, nuestros sueños fueron cambiando…

Cuando era niña al ver una foto de mis abuelos juntos y decir “¡que bella era mi abuela!” mi papá me respondía: esa no es tu abuela.- ¿Cómo que no?, le respondía yo. – Dime si esa mujer se parece a tu abuela?- No, ya no se parece…-

El tiempo pasa para todos… De allí el inmenso valor del instante presente.

Otro trozo de texto del libro de Larrañaga dice: “Los que nunca te apreciaron, los que siempre te despreciaron, aquella crisis afectiva que fue como un vendaval para el proyecto de tu vida, aquel descalabro en tus negocios que remeció la economía domestica, aquellos ideales que nunca pudiste realizar…, déjalo todo en la paz de los muertos, y tu vive.”

Flori *)

Música·Reflexiones

Crisis humanitaria? o pateando la calle…

No suelo hablar de las cosas de cómo van, pero pisando tierra, aterrizando un poco diría que nos han cambiado radicalmente la vida y todo, al menos para muchos aquí en Venezuela, se han recrudecido más las cosas desde hace un año… nada de volver a quedarse en cama durmiendo ya salido el sol, hay que salir a la calle a sortear que encuentras, a patear la calle, a buscar! literalmente algo tan básico como: comida.
El otro día pensaba en la famosa escala de necesidades de Maslow en la base de esta, y un pensamiento que reza: “cuando se cubre un nivel, se pasa al siguiente, pero claro, si lo primero no está cubierto, la necesidad de comida, salud, no se puede pasar al siguiente. Así que no es que seamos muy simples o que nuestras mentes no den para más sino que simplemente se va luchando por lo más básico, en la misma medida que se nos han ido arrebatando los demás niveles, es decir que vamos cayendo o rodando por esa pirámide hacia abajo… Mujeres que se pelean en una cola por un kilo de harina, gente que va armada, se mezcla lo vulnerable con lo agresivo, la inocencia con la maldad, la paciencia con la desesperación… perdemos y hemos perdido tanto que no somos ni conscientes de cuanto…
Salir de una ciudad a otra implica un riesgo, salir a la calle es un riesgo cada día… es mejor ser invisible, la moda tirarla a la basura, salir casi desnudo literalmente para que los lobos depredadores no te vean…
A veces creo que nos mantenemos ocupados, muy ocupados, una porque no nos queda otra alternativa, si no sales a buscar tus provisiones (las que se consigan), te arriesgas a quedarte sin qué comprar porque no hay nada, y lo poco que se consigue es escandalosamente caro, con precios que varían diariamente hacia arriba. He lamentado aquellos libro que no compre a 80 bolívares hace un año o año y medio, hoy están a 1500, y obvio es demasiada la diferencia como para hacer lo que hacía antes, que compraba de a 3 a 4 libros, ahora lo pienso antes de tomar uno entre las manos, y por otro lado considerar que: cómo compras un libro cuando necesitas una medicina?… ah las medicinas, ese es otro drama a veces aterrador, porque no se consiguen, y ha muerto gente por esto…
A veces prefiero no pensar porque el corazón puede doler y la angustia escalar…
Pero no hay cuidado, uno termina volviéndose “practico”, ahora lo que se necesita es buscar solución a cada problema, cada servicio colapsado por faltas de mantenimiento, por ineficiencia, la electricidad, el agua, son cosas que este año están más escasas, hay que recoger agua en donde se pueda y no es que vas a usarla como quieras sino que hay que aprovecharla al máximo los días que “hay”, así que estas condicionado a ser muy eficiente y activo esos días que hay agua, pues de tus movimientos depende que en tu casa y en tu entorno el nivel de salubridad se mantenga, las condiciones mínimas se mantengan al día…
Sí, nos ha cambiado mucho la vida, mirando hacia atrás éramos reyes, vivíamos cómodos de muchas maneras. Pero nuestros servicios han descendido mucho a todo nivel. ¿Nuestro país que produce?, me pongo a pensar y en resumen en una frase: hemos retrocedidos años, sino siglos. Uno de los parámetros con los cuales se mide el desarrollo o la calidad de vida es la salubridad, la sanidad, y esta no está garantizada en estos momentos. Sin contar que nuestros anaqueles están vacios. Parece que esto supero la crisis por la inseguridad. Estamos atacados por muchos frentes. Y con una gente que se niega a ceder el poder… que ni siquiera sienten un mínimo de vergüenza al estar sentados en puestos de autoridad…
Pero, y pero…, digo que hoy más que nunca estoy segura que todo esto va a cambiar, porque estamos tocando el fondo, y luego desde el fondo no se puede hacer otra cosa que ascender. Aunque algunos me dicen que aun no hemos llegado al fondo… puede ser… aun no se presenta la crisis humanitaria, pero sé que algunos estados están peor que otros… sé que ya no soy yo sola que deseo un cambio, sé que muchos estamos hermanados en esto y que ya somos muchos más que antes.
Por esto y muchas otras razones que no caben en un post, aquí solo asomo una idea, hemos tenido que cambiar nuestra manera de pensar. En mi caso aunque me guste la reflexión, aunque me guste detenerme, la situación me obliga es a correr, a mirar, a estar atenta a lo que sucede, estamos literalmente ante un mar en movimiento constante, no se calma!, sino que esta embravecido, la historia del país, nuestra historia está en plena transformación, y esto es bueno, porque quiere decir que estamos vivos como país. Yo tengo fe que todo va a mejorar para bien, porque la oscuridad no puede instalarse por mucho tiempo sin que resplandezca la luz…
Crisis humanitaria? o pateando la calle… talves ambas cosas.

Flori *)

“They will not force us
They will stop degrading us
They will not control us
We will be victorious
-So come on!-“

Música·Reflexiones

Cuando no quede nada…?, Espera.

-¿Cuando no queda nada que se puede hacer?.

-Volver a comenzar.  Pero no de la misma manera, no otra vez igual. Porque ya sabes que no será igual.  Con todo despedazado.  Talves puedas hacer otra cosa, diferente, si es que quieres hacer algo.

-Pero sabes que no tengo ganas, ni fuerzas. Para mí todo ha acabado, solo queda un desierto hostil, donde antes había flores… y la amargura que crece con rabia…

-Me preocupa tu estado.

-No quiero forzar un comienzo. Siento que es artificial. Como poner una bomba de aire a un moribundo. No quiero. Prefiero seguir por donde voy y arrastrarme en mi tierra y darme cuenta que no hay nada. Es más quisiera solamente arrancarme cualquier raíz que por dentro quiera revivir… tengo miedo…

– Siempre da miedo amar.

-Pero parece que tú no comprendes nada.

-Te comprendo, mucho más allá de lo que crees. Te comprendo porque estuve en tu lugar.  Ame, y ame hasta cuando no querían ni saber de mi.  Y dolió.  Dolió hasta la muerte.  ¿Y no es eso el amor, un sacrificio que solo es tal si llevas tu cara bien limpia y lavada, y tu ser perfumado, tanto, que nadie nota ese dolor que por dentro apaga cualquier rebeldía… Nadie que no haya amado entiende esto.

-Pero yo no tengo la fuerza que tienes tu. Soy  tan débil… estoy tan destruido… y soy tan pequeño… soy como un niño golpeado, despreciado en lo más hondo de su ser por quien debió protegerlo…

-Querido… que podría yo decirte que te calme?.  Solo deja que te abrace, no apartes mis brazos, espera conmigo a que el sol amanezca.  Por favor no te vayas, espera, me quedaré aquí contigo, no estás solo,  espera.  No arranques de tu ser lo hermoso que queda… no lo hagas por favor… Sé que tu no crees en Dios, pero Él fue quien me dio las fuerzas cuando pase por ese desierto amargo que ahora cruzas tu. Cuando quise acabar con todo, porque era más fácil terminar que soportar… Él  me sostuvo. Él  me mostró quién era Él, quien es Él, el único que puede “abrir caminos en el desierto y ríos en la soledad”. 

-Quisiera tener eso que tienes tu.

-Lo tendrás.  Lo sé. El amor, el camino correcto, es un camino que puede ser muy doloroso y difícil, pero si no renuncias a mantener esa chispa que enciende otra vez tu corazón, vivirás.  Suena paradójico, pero ese pequeño retoño que se niega a morir y al que le tienes miedo porque crees que te hará sufrir de nuevo, es la vida de tu corazón, al final lo único que importa es que puedas sentir y ser sensible a la voz que te habla desde adentro, no lo dejes morir…, aunque te digo, si muere, no llorarás, pero tampoco reirás, ni siquiera te darás cuenta de nada. Y no es eso como estar muerto?. Pero estar vivo y amar de verdad quizá sea puro llorar por dentro y por momentos ver la luz… o talves como dice la canción “el amor es un frío y roto Halleluyah”. Pero no te cierres… espera. Deja que te abrace hasta que amanezca… 

Flori *)

Música·Reflexiones

Bryson Andres

La belleza…

Cuando veo que alguien hace algo hermoso, inspirador, inmediatamente pienso: Es especial, quien hace algo de forma casi sublime… y es que la belleza parece estar casada con lo perfecto.

Me siento arrobada, embelesada y ¿cómo no?, y es que la música logra eso en mí.

La primera vez que supe de Bryson fue a través de las redes sociales. Lo encontré como un humilde músico de calle… e inmediatamente capturo mi atención, el transmitía algo profundamente especial, detrás de todo.

“Las desgracias a veces traen una cierta catarsis en la vida de uno que refuerza muchas veces epifanías o habilidades, que lo pueden propulsar a la cúspide del éxito.”   Así comienza su biografía a su corta edad…

De padres filipinos, nacido en Hawái y criado por sus abuelos en Anchorage, Alaska. Después de algunos problemas debido entre otras cosas a su TDAH o ADD; se intereso en el violín. Me parece inspiradora su historia, porque por experiencia se que estos chicos que sufren este trastorno cuando se interesan por una actividad llegan a ser brillantes.

En la red Bryson tiene varios videos que llegaron a ser virales, es que sinceramente es impresionante. Si pudiera lo apoyaría también como otras personas lo han hecho.  Sin embargo como no faltan piedras en el camino, lo han defraudado algunos que le han ofrecido negocios pero que no han llegado a nada, pero veo que a pesar de todo él ha logrado continuar y en la actualidad se ha hecho un nombre por sí mismo como músico ambulante que va por el mundo. Un sueño bohemio y hermoso. Yo solo espero que él no pierda ese impulso y ese amor que se nota que le tiene a la música debido a las criticas y obstáculos que no faltan. Que continúe, es obvio que le ha faltado apoyo, pero él es una muestra más de que la vida puede ser dura desde el inicio, en su transcurso, y que a pesar de eso se puede surgir en medio de ella con gran belleza como la flor de loto.

De él me encanta el valor que muestra a pesar de todos los problemas y limitaciones que pudiera tener… me encanta su historia, su música, la sencillez y la autenticidad que este chico inspira… no es para nada alguien fabricado, es realmente un chico que ama la música.

En este video se puede observar lo que él hace, va sobreponiendo los sonidos y va creando poco a poco la ilusión de una orquesta…

Flori *)

Más de Bryson Andres en: http://www.reverbnation.com/brysonandres

Música·Reflexiones

Provecho

Cuando se tiene la intención de apreciar, cualquier oportunidad es tomada sin desperdicio. Nada queda en el aire, nada se pierde.

Es la actitud. Si se está disponible para tomarlo todo para provecho.

Si se está dispuesto a recibir lo que la vida nos quiera mostrar. Abrir las manos y tomar lo que nos da.

Lo contrario es una lucha constante, la resistencia, la perdida de energía. El seguir igual, el estancamiento.

El aprovechar el tiempo, los recursos, las oportunidades, que caen como rocío con cada amanecer, multiplica las posibilidades de recibir más. Y me refiero a recibir aprendizaje.

El escuchar activo.  El hacer hincapié en lo hermoso de todo lo que se mira, abre las perspectivas, pues una vez que encuentras el camino, ya puedes levantar la vista hacia adelante y hacia arriba…

Flori *)

Familia·Música·Reflexiones

La depresión

“Mientras callé, se envejecieron mis huesos
En mi gemir todo el día.
Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano;
Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Selah”
Salmo 32:3,4.

 

La depresión.

Ese oscuro abismo del cual es difícil salir, y otras rescatar a un ser querido, un familiar, un amigo.
Según Walter Riso es la tristeza más profunda.
Lo que aterra de esta condición es la sensación de no poder salir a la luz. Y por otro lado sentir el consejo y las recomendaciones como una muestra más de rechazo y de reafirmación constante de que se está “mal”.
En la actualidad esta es una condición de la cual aun se sabe poco. Pueden haber muchas causas a veces mezcladas. Así como diferentes estados de gravedad, desde la más simple que dura horas, días, o aquella que dura meses y hasta años. También varia la intensidad, y esto es algo con lo cual nos podemos confundir, pues el que mira al afectado puede creer que está tranquilo, cuando adentro hay un torbellino de emociones y dolor difícil de controlar internamente.
Lo que he aprendido hasta ahora es que con la depresión no se pueden sacar conclusiones a simple vista, ni minimizar la gravedad pues a veces es difícil determinarla.
La persona deprimida por lo general se siente confundida, y hay un sentimiento de negatividad ante el futuro.
Una cosa que es muy importante y no lo había tomado en cuenta es sobre el apoyo que se les puede dar. Y este no debe ser demasiado apresurado intentando que la persona mejore, pues es un proceso lento. Así, esas palabras tan complicadas, profundas, se vuelven oscuras para la persona que se siente triste. En su propio estado cualquier halago muy grande lo siente exagerado y hasta falso. Por eso y en esto me gustaría hacer hincapié, he aprendido que la mejor forma de ayudar es: escuchando. Pues hay una gran necesidad muchas veces de atención, y esto se puede saber cuando se expresan. A veces lo único y lo más urgente que una persona deprimida necesita es: unos oídos y un corazón dispuesto a oír, que no se escandalice…
Reafirmación es lo que necesitan en los detalles más pequeños, y no el constante reproche pues esto los hunde más y más.
A veces si la persona no mejora luego de unos días puede requerir ayuda. Y esto a veces es difícil también para el afectado reconocerlo. Entonces debe su familia cercana proveerle esa ayuda profesional, y avocarse a ello. Hay momentos cuando es necesaria la ayuda y hay que reconocer cuando esta es imprescindible, la ayuda de un profesional de la medicina.
Otra cosa que se puede hacer ante el negativismo, algunos dicen no hacerle caso, y otros dicen que no se puede seguir la corriente, creo que todo depende de lo que la persona esté diciendo y pues aquí el acompañante o los acompañantes necesitan también esa asesoría profesional.
Pero ya estos son casos más delicados.
En cuanto a la depresión más común, lo aconsejable siempre es escuchar al afectado pero claro sin llegar a caer en una relación de dependencia, lo cual no es la idea. La idea es brindar esa comprensión humana de la cual el afectado se siente necesitado.
Son alarmantes los casos de depresión infantil y juvenil, así como la que ocurre en la tercera edad. Pues estos grupos de edad son los que llegan a necesitar sentir que hacen falta para alguien, o son importantes para alguien. Cuando se pierde o no se encuentra este sentido, se puede llegar a sentir ese sentimiento de inutilidad.
Creo que la familia como grupo de identificación es muy importante. Cuando estas bases se ven afectadas o destruidas es cuando más se puede caer en la depresión. La familia es la base de la sociedad y como base está allí, y llega a pasar desapercibida su importancia como red de apoyo, y sustento, a los niños, jóvenes y también adultos, y ancianos.
Tiene que ser muy triste la situación que vive esta institución de la sociedad, su base fundamental, la familia, en la actualidad.
Y bueno, tan solo hice algunas pinceladas, el tema de la depresión es bastante complejo. Y no está mal abordarlo. Todos algunas vez hemos sentido tristeza profunda. Sobre todo en estos tiempos tan apresurados y confusos.
Rescato para concluir, que es difícil comprender la condición de la persona deprimida, creo que no se debe tomar a la ligera, si se prolonga, se necesita ayuda profesional y los que estan involucrados alrededor pueden colaborar ofreciendo simplemente escuchar, no hace falta opinar.
Es tremendo no darse cuenta como una persona pudo llegar a sentirse así y como pudimos estar al lado y no darnos cuenta. Lo que quiero dejar como reflexión es que sopesemos más los mensajes que damos a los que nos rodean, el ambiente que creamos en nuestras casas. Cómo contribuimos a que cada día alguien se sienta bien, porque tiene un bonito peinado, una bonita barba, porque sonrió, porque “está allí”, simplemente. Cada día vamos acumulando mensajes buenos, positivos, o negativos. Y dice una vieja enseñanza que por cada mensaje negativo hay que dar 17 abrazos.
Vamos a sopesar lo que decimos.
Si esto lo está leyendo alguien que se siente triste, le digo, que lo comprendo mucho, y que busque ayuda si piensa que lo necesita y no se rinda, la depresión es más común de lo que creemos. Si está leyendo esto, también podrá ver que los que estamos alrededor muchas veces queremos ayudar y a veces no sabemos cómo, pero queremos hacerlo, y también necesitamos buscar ayuda para saber como hacerlo.
En fin, no hay que dejar de buscar ayuda.
De todos modos los estados anímicos pueden cambiar y es cuestión de tiempo. Hay que saber esperar o aprender a esperar para comprender el sentido de las cosas, y para qué sirven, y comprender su propósito. Que siempre y siempre puede ser para bien si así nos lo preponemos.

Flori *)

Nota: Algunas conclusiones están basadas en el curso “Conquistando la Depresión y el Enojo” de:  bbnradio.org