Ilusiones

Foto by © Aftab Uzzaman
Foto by © Aftab Uzzaman

Hacer contacto con otro ser humano. Sentir que siente como yo siento. Sé que es una ilusión porque dura muy poco esa impresión. Al poco tiempo descubro los matices, las diferencias. La equivocación que cometo cuando creo que mirábamos lo mismo. Cuando me doy cuenta que el azul para mi es mar y para el es cielo, aunque azul, como dice la canción, el mar y el cielo nunca podrán tocarse…
Más dramático es descubrir que tan solo era yo quien miraba a lo lejos algún azul y la otra persona no miraba ni siquiera los colores… y que a quien creías conocer no era al otro, sino que la otra persona tan solo revelo el cumulo de impresiones que tenia dentro, que hizo posible mirarme, tan solo a mí misma.
Pero en esto que me ocurre creo que si puedo darme la mano con muchas personas, pues nos parecemos en ese instante en que descubrimos que el otro ser que conocimos era un fajo de ilusiones, ilusiones encerradas dentro de uno mismo.
Que lo más certero que pudiéramos hacer es interpretar nosotros mismos ese ser ideal, hermoso, que alberga dentro de sí todo lo anhelado… Si hiciéramos así, se nos pudiera ir la vida en ello, pero al menos pudiéramos darnos cuenta que pedimos a otros demasiado…
Creo que todo en la vida es ilusión, ilusión es saber lo que otros piensan, saber qué es la belleza, saber quién soy, quien eres.
Ilusión es saber donde se encuentra la alegría de vivir.
Todo es ilusión porque la verdad siempre nos va a golpear con más fuerza de la que esperamos. Hay cosas que tienen más valor de la que pensamos. Más tarde lo descubrimos. Cuando miras el rostro de tu hijo y sientes que por una sonrisa suya eres capaz de renunciar a todo, o de tomarlo todo… Y que esa breve certeza puede pintar tu camino y hacerlo todo más sencillo.
Son esas breves certezas las que ponen las ilusiones en su sitio, y las despojan de valor sino lo tienen, o le prende alas para que se eleven por encima más alto…
Son esas breves certezas que golpean por dentro, que sorprenden por inesperadas, las que nos sitúan en la realidad. Las que nos van definiendo como personas. Las que nos van descubriendo qué es lo importante. Para que no vayamos ciegos tratando de hallar en otros eso que es tan importante para nosotros, porque a veces no terminamos de saber qué es lo que nos mueve.
Hay que tener valores, sin duda, pero más importante es vivir eso que tanto valoramos. En el camino iremos soltando lo que sea necesario soltar y tomando lo que debamos tomar. Las ilusiones siempre nos acompañaran ellas irán cambiando con nosotros, creciendo o menguando pero son tan necesarias para vivir… Algunas se pasean por allí y caminan alrededor y te sonríen como creías que nadie podía hacerlo. Y te capturan tan solo en un breve instante.

Flori *)

Ilusiones… o estrellas…

Cuando hay una ilusión ,

un sueño por hallar,

parece que una fuerza nos ha de acompañar…

Nos conecta con una energía que flota en el aire,

y nos suspende en un universo que constantemente se rehace.

Es una melodía que desde el alma sale

y se funde en un instante con algo más grande…

inagotable, inconmensurable…

Las ilusiones pueden caer desde el cielo como estrellas,

y traspasar el alma, removerla, estremecerla… 

Como solo pueden hacerlo ellas…


A veces en las noches me asomo a verlas,

extiendo las manos queriendo tocarlas,

las siento tan cerca,

por dentro se quedan,

son chispas de fuego que nunca se apagan. 

Me han dicho que se quedan para siempre en aquellos

que un día se asomaron a contemplarlas.

Arden por dentro,

son chispas de fuego,

se resisten aunque afuera haga frío…

a veces suaves, ásperas; pesadas, ligeras…

Sabor agridulce…

Lloran y ansían su antigua morada…

En las noches claras que son como aquella,

rojizas y claras,

extiendo las manos

queriendo que partan… 

Flori *)

Sueño

© Ruslan Bolgov (Axe)
Foto by © Ruslan Bolgov (Axe)

Sueño con lugares abiertos, sin fronteras, amplios como el mar, la inmensidad…

Sueño subir a lo alto, a las montañas…

Sueño con los arboles creciendo sin que nadie los pode, llegando hasta los cielos.

Sueño con el niño que crece sin ofensas que lo trunquen, sin temores que lo poden…

Sueño con el padre que abraza a sus hijos… que los acepta sin motivos…

Sueño con la madre que sabe que es todo para sus niños, y se da como el todo que es para ellos…

Sueño con los hermanos que se aprenden a amar, tolerar, acompañar; entre los cuales los celos no caben.

Sueño que somos un cumulo de ansiedades, alegrías, tristezas, anhelos, emociones que fluyen, sentimientos…

Sueño que no importa de donde venimos, cuando se descubre un camino…

Sueño que no estamos amarrados a nada, que somos libres para ser lo que escojamos, un destino…

Sueño que por encima de todo lo que se puede percibir, lo invisible se vislumbra inmenso, infinito…

Sueño que todo lo que me rodea es belleza, vibraciones, sensaciones…

Sueño que las palabras son puentes para llegar a conectarnos, que pueden derribar paredes, durezas, tender lazos y asimismo soltarlos…

Sueño con aprender a escuchar los sonidos de las voces del corazón, por encima de las palabras…

Sueño con aprender a escuchar, nada más… la voz interior, la mía, la del universo, la del amigo… 

Sueño con aprender a mirar…

Sueño que hoy se pintan nubes nuevas allá en el cielo… el rocío avivó los colores… todo es nuevo…

Sueño que hoy nacen flores frescas, y son las mismas de ayer dejando estelas…

Sueño que estoy soñando, voy volando… caminando…

Flori *)

Delirio

Un delirio llevo por dentro, ¿será que deliramos sin saber el porqué?, ¿cómo saber que no deliras?, ¿acaso sabe el loco de su locura?.  Si estas demasiado cuerdo…  ¿será que te arrebato la tierra de los cielos?

Siento algo adentro que se apura a salir, una energía que toma la forma que quiere a su antojo, no puede salir si siente que la miran, no puede ser ella misma, necesita libertad para manifestarse tal cual, necesita creer que nadie la mira. Solo así puede fluir, como cuando bailas sin que nadie te observe, para ti solo, por el simple hecho de disfrutar la música.

Es una melodía que puedo escuchar, solo por momentos, a veces viene y se escapa, trato de retenerla, mas se niega si la busco, debo dejar que se desplace como el pajarillo que vuela libre a mi alrededor cuando estoy en completo silencio.  El total silencio provoca que esa tonada se eleve de una manera que puedo contenerla, palparla, y  hasta mirarla. Cuando me quedo el tiempo suficiente puedo moverme de tal manera que me confundo con ella, luego no se espanta, no se esfuma, siento que somos lo mismo. Me abraza, disuelve el frío, dispersa las sombras y se impone por completo, ya no soy yo, es la melodía que rige el universo quien predomina, tomando cada segundo. El tiempo desaparece, el pasado y futuro no existen, solo una idea, un pensamiento, un sentimiento, un deseo que se realiza tan solo pensándose.

Lo que miro alrededor es una ilusión mostrándome, lo que llevo dentro; una ilusión sincronizada con la melodía del universo…

Cuando nos atrevemos a romper los esquemas observando algo distinto a lo que ven nuestros ojos, nos llaman locos. Si crees demasiado, dicen: ten cuidado; pero pienso, ¿cuidado de que?, si creer es lo único que podemos hacer, de hecho es lo único que hacemos, el mundo que se vislumbra no es real, nada real existe como tal, solo el sueño de lo que creemos mirar.  Por eso aquel que puede soñar más de lo que puede ver, vive más ampliamente, sin fronteras, sin límites, al menos se atreve a romper los esquemas.  Existe una gran ironía pues el mundo invisible es más grande de lo que creemos, y suele restarsele importancia porque no se puede observar o palpar con los sentidos. Quizás podemos palparlo de otra manera. Nosotros somos parte de ese mundo invisible, el infinito esta grabado en nuestros corazones, y como una certeza lo presentimos.

Hay quien es feliz mirando el pasto, tan solo mirando una flor, otro sueña con tocar las estrellas, ambos sienten sensaciones vivas, ilusiones que le permiten conectarse a la energía de la vida, ambos viven su realidad, soñada…  Nos mintieron cuando nos dijeron que la realidad y los sueños pueden alguna vez tocarse, porque no solo se tocan sino que ambos son lo mismo, están tejidos con el mismo hilo. No es casualidad que lo anhelado con pasión se viva claramente, sin razón.

¿Quién puede decir que aquel que delira esta loco?, ¿acaso no estamos todos muchas veces fuera de nosotros mismos? todos deliramos a cada instante, deliramos de miedo, mucho miedo de soñar, ¿pero porqué?.  Cada día tiene una promesa, el cielo para mirar y cada milagro de la vida que se produce en la naturaleza son sueños que se pueden tocar. Quien se atreve a soltarse, a dejar todo lo que de alguna manera lo ata y lo limita para llevar a cabo aquello para lo que fue hecho, y empieza cada día a caminar y ser la persona que quiere ser, puede llegar a sentir eso que se pierde al dejar los sueños; puede al fin encontrarse consigo mismo, y disfrutar cada momento…

Por mi parte prefiero delirar!, que me digan que he perdido el sentido, no importa, si en el trayecto del delirio, puedo tocar esos sueño, y esos sueños me dan vida, me dan alegría, me dan sobre todo el aliento para seguir adelante y no quedarme a la orilla del camino.

Para el promedio, la felicidad es una locura temporal de creernos dueños de lo que amamos. Pero el loco sabe que es dueño de todo lo que lleva adentro, por eso vive su locura!, su alma lo lleva a su antojo por caminos anhelados!… y le da el aliento tan querido para seguir caminando, sí!, para seguir caminando cuando ya otros sin sueños, se desmayaron…

Flori *)

Foto by Flori

Cuando no hay motivos…

Escribir por escribir, es como hablar por hablar,
por el simple placer de hacerlo…
hoy estoy escribiendo
sin tener de repente ninguna palabra,
quizá seria mejor el silencio,

aunque Whitman decía que el silencio es el peor de los errores
pero creo que es solo si las palabras están atravesadas en tu garganta

Me doy cuenta que en la vida se van perdiendo cosas
como la ilusión de aquella palabra que no se nos dijo,
que hacia tanta falta escucharla
aquellas palabras que nos hubieran hecho más fuertes,
más queridos,
más seguros,

o más felices…

Hay sentimientos que pasan como la marea que sube por la noche y baña la arena hasta muy adentro,
y luego por la mañana tan solo queda el rastro que nos confirma que el agua estuvo allí,

sentimientos que crecieron porque los nutrimos, y un día cualquiera al amanecer nos damos cuenta que se desvanecieron sin aviso…

o se fueron por otra causa que escapo incluso a cualquier previsión, por un capricho del corazón, y no sabemos el porque, por eso de que no llegamos a conocernos por completo nosotros mismos…

y si supiéramos por que se nos van?
por que no quieren venir cuando uno los busca?
habrá que inventarlos para ver si regresan?
para ver si al menos quisieran venir?

Me pregunto si será la tristeza una buena amiga? aquella que no te deja hacer nada… habrá que aceptarla el tiempo que se quiera quedar?,
me imagino que como todo también se irá…

y que quedará?

Hay momentos en la vida donde se vive como en un espacio atemporal,
en el que el tiempo parece congelarse
y cada día pasa casi igual,
las inquietudes se van,
las dudas se apartan,
casi nada se espera,
todo se calma en demasía…
nos quedamos como dormidos,

será que es un descanso que necesitamos sin saberlo, sin buscarlo?

un descanso para nuestras ansias, para aquellos sueños que se prolongan en el tiempo…

para que en algún momento en que nos volvamos a despertar tener las energías y las fuerzas para seguir buscando aquellas cosas de nuestra vida que creíamos perdidas ?

y poder luego hacerlas realidad para otro ser humano,

y así tener la fuerza para regalar una palabra, que puede hacer a alguien

más fuerte,
más querido,
más seguro,

o más feliz…

Flori *)

¿Y si tan solo somos un poco de polvo?

¿Qué es la vida?
¿Porque a veces vivimos como si fuéramos eternos,
como si fuéramos dioses..

Me pongo a ver que los años pasan tan rápido
que los días se van como agua entre los dedos

Veo que uno se ahoga pensando en los problemas
o en algún problema en particular
como si de ello dependiera la vida
y es tan absurdo…

A veces la vergüenza que produce un escándalo
parece acabar con la vida de una persona, con su dignidad,
y al cabo de un tiempo,
mucho más corto de lo que parece
nadie recuerda ni siquiera a aquella persona
que sufrió al ser juzgada por sus errores
a nadie le interesa que paso…
ya nadie lo recuerda..
tampoco la gloria obtenida por un momento
es recordada luego..

Debemos que creer que Dios existe
porque nuestra vida tan efímera
no tendría ningún sentido

Pues todo pasa,
nada se queda…

Quizá es mejor vivir ahora
porque la vida se va y no nos queda nada

Hay persona que creen que todo esta escrito
que aún antes de nacer lo que esta pasando hoy
es lo que nos tocaba vivir…
que la vida es como un libro que se abre cada día
en una página escrita, la cual es la que nos toca,
creo que esta es una manera de aceptar lo que nos pasa
para no sentir que pudo haber sido diferente
porque lo más duro es pensar que pudo ser de otra manera
y que no hicimos lo suficiente..
y otra vez cabe aquí aquello de ¿quién somos para cambiar tanto las cosas?
acaso ¿pueden nuestras fuerzas batallar contra las fuerzas de un destino
que se dirige inexorablemente hacia adelante como un tren sin frenos?

¿Pueden acaso nuestras fuerzas cambiar las consecuencias?

¿Cual es el sentido de estar aquí?
Mañana llegará muy pronto y con el, el olvido…

¿Qué nos queda sino los recuerdos, los momentos,
las ilusiones que un día tuvimos..
A veces son mas fuertes esas ilusiones para mantenernos vivos
que la misma realidad..

Qué es la vida sino una ilusión..
la magia de un momento que se espera en el corazón
y le da la fuerza para seguir latiendo…
La belleza de un instante que llega para quedarse
que vuelve a la memoria una y otra vez, venciendo el paso del tiempo,
venciendo el espacio.

Son esas cosas de nosotros
esas que nos tocan íntimamente,
en medio de un mundo donde caminamos como hormiguitas
esas cosas que nos hacen despertarnos y querer vivir para siempre,
que nos hacen querer cambiar el mundo
que nos hacen darnos cuenta luego que no podemos,
que nada somos…

¿Y si tan solo somos un poco de polvo
porque no arriesgarnos a vivir?
Buscando adentro
lo que hace latir nuestro corazón…

Flori *)

El poder de elección

¿En que consiste verdaderamente poder elegir?
¿y quién puede quitarnos ese derecho?

A veces veo que aunque traten de manejarnos
o de inculcarnos cosas, siempre al final nosotros aceptamos o rechazamos esas cosas.
Al final elegimos lo que hacemos, y hasta lo que sentimos.

La sensación de vivir fuera de control, sin saber que pasará mañana,
puede causar angustia o ansiedad, puede hasta entristecernos.
pero cada día es un día que se nos da, solo uno para vivir solo un momento tras otro y no más.
Tal vez la angustia se presenta cuando nos adelantamos, y disminuye cuando solo vemos
hasta el final del día, con la esperanza de que mañana puede ser mejor.

Hay una cosa que es tan fundamental, que puede ser de vida o muerte y es tener siempre una Esperanza.
Una ilusión de que mañana puede cambiar todo para bien
de sentir que uno puede realmente hacer “algo” por pequeño que sea, para empezar a construir el camino,
que se quiere seguir.
Me da curiosidad ver que hay personas capaces de sobrevivir a situaciones cuando otros se entregan,
y me pregunto ¿que hace la diferencia?
¿Porque algunos se deprimen hasta morir, hasta perder toda esperanza?
¿Porque otros siguen adelante cuando todo se acaba?
Quizá estos últimos tienen esa fuerza que les da el sentir que pueden hacer algo,
que aún en la adversidad pueden elegir, aunque el mundo y las circunstancias les griten que no…

No dejes de creer….
Aunque todo se desmorone lo único que no se puede desmoronar es nuestra esperanza…
Podemos renunciar a muchas cosas, podemos y a veces hasta debemos dejar muchas cosas
aunque las creamos buenas, solo duele dejar lo que amamos.
Sin embargo, si tenemos la confianza intacta de creer que mañana puede ser mejor
si creemos que Dios de alguna manera maneja todo este universo
que todo lo que pasa tiene un propósito,
que no somos un error,
que ya todo fue planeado,
si tenemos eso presente,
no nos derrumbaremos tan fácilmente..

Si Creemos que nadie, absolutamente nadie ni nada puede quitarnos el poder de elegir,
que si algo Dios nos regalo fue nuestra capacidad de decidir
no nos vamos a sentir víctimas del destino o las circunstancias,
sino que sabremos que somos forjadores de nuestro camino, de nuestra vida.

Sigue adelante…

No desmayes…

Si piensas que no puedes cambiar tu vida, el hecho de cambiar lo que piensas respecto a ella, ya es el primer paso para empezar a cambiar.

Flori *)