Reflexiones

Yo te busco

Hay días y hay momentos que por lo oscuros que son dan miedo, pero más que miedo provocan mucho dolor… uno se vuelve como el niño que llora en desespero al creerse perdido en la oscuridad, buscando una mano amiga, llorando por la madre que una vez lo tuvo en su seno inseparablemente como si fueran uno solo…

Y sí, son momentos que matan por dentro de a poco, que consumen tanto que parece que no dejaran nada vivo, nada que pueda servir para algo…

Son tiempos en los cuales no hay ninguna solución cercana, no se vislumbra ninguna luz… son esos momentos cuando le pido a Dios que se acerque un poco más para poderlo ver… para poderlo sentir… son esos momentos cuando quisiera estar con El…

Flori *)

“En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños.”(Lc. 10.21-22)

Reflexiones

Acerca de las formas

Algo que he descubierto no se si últimamente porque antes no estaba muy segura, es que me puedo enredar mucho para expresarme por causa de las formas, y me refiero concretamente al escribir en este blog. Si a alguien le sirve les contare mi experiencia.

Siempre me ha gustado mucho escribir, aunque no lo publique. Y a la hora de escribir en mi blog, me di cuenta que iban surgiendo ciertas expectativas por ejemplo que sea un sitio acogedor para mi, sin muchas distracciones visuales más que las simples letras, pues me veo no solo escribiendo sino también leyendo… me gusta y persigo mucho la simplicidad pero que tenga buen gusto… cuando comencé y esto fue hace casi siete años, tenía otras motivaciones, talves condiciones que me ponía yo misma que necesitaba debido a las circunstancias… y como es obvio con el trascurso de los años las cosas van cambiando.

Uno de esos grandes cambios o algo de lo que me di cuenta es que no tengo creencias fijas en mi acerca de los conceptos de la vida, de las personas, salvo las convicciones vitales o principios vitales que conozco, es decir, mis opiniones cambian todos los días, a veces incluso llevadas por mi estado de animo, lo que hoy es bonito, mañana talves no es que sea feo, sino que ya no llama mi atención, y esto no es nuevo para mi, solo que no lo había asumido como tal.

Por eso creo que para expresarme necesito menos formas, menos marcos digámoslo así, y también porque es necesario abrir las vías para que puedan surgir los pensamientos, emociones y sentimientos…

Llego un momento que mi propio blog me era extraño…, no estaba muy en sintonía con el… y es porque no había aceptado que para hacer honor a su nombre “La sinfonía de la vida” tiene altos y bajos, claros y oscuros, lisos y ásperos… y aunque muchos siempre dicen “no escribo para que me lean” en el fondo, aunque sea te lees tu mismo, y a mi no me gustaba lo que leía… esa es otra cosa de la que me he dado cuenta, casi nunca me gusta lo escribo, al menos a la primera… después de algún tiempo es que sí me gusta y hasta me encanta, pero, reconozco que al primer momento, no me gusta, y esto también es un obstáculo. Pero ahora que lo sé, creo que ya no tiene tanto poder sobre mi.

En síntesis quería decir que me siento mejor con un lienzo en blanco donde pueden flotar las ideas, una pizarra para escribir con una tiza que se pueda borrar cuando quiera… no algo rígido como una pluma de tinta china, no eso no… más bien algo suave, etéreo, que flota en el aire y luego se va…

Algo así…

Con base en esto creo que sí… se puede escribir… o puedo…

Gracias a mis amigos bloggeros y sobre todo a ti Stella porque cada vez han estado allí para decirme: Continua…

Flori *)

Reflexiones

Las cosas van cambiando…

Es increíble cómo va cambiando la mente de uno, había observado que para leer poesía hay que estar en un momento especial, o tener esa sensibilidad para que las palabras cobraran todo su significado. Me ha pasado que la misma poesía que me había fascinado y comprendido en en determinado momento e incluso, época, luego no me dice nada o es como si las palabras ya no hablaran…
Pero me pongo a pensar que es mejor darse cuenta y aceptarlo… es entonces cuando hay que ir abriendo perspectivas… y a veces esta búsqueda es larga… es como buscar otra vez el hogar y no hallarlo… es la tristeza convertida en rutina, talves…
Había escuchado que hay personas que pierden el deseo de dibujar, de pintar, porque ya no encuentran el momento… me parecía tan triste, para mi es como dejar de tener esa parte bonita, como dejar el jardín abandonado, ese lugar mágico donde todo era posible…
Para mi el buscar hacer algo diferente talves sea la clave, abrazar los cambios… el dejar de hacer las cosas de manera automática, rutinaria, hacer que romper esquemas sea fácil, al menos considerable…
Me sorprende encontrarme con personas que me dicen que tienen las mismas opiniones que hace muchos años sobre temas comunes… no puede ser que la vida no nos enseñe a ser más comprensivos, más piadosos, pacientes, menos dispuestos a emitir simplemente un juicio curtido, automático… sin haber aprendido a simplemente escuchar… a abrir las puertas de la mente y del corazón…
Creo que uno debe ir avanzando hacia arriba o hacia donde la vida nos impulse… el creer en los imposibles solo nos cierra las posibilidades, el creer que tenemos la razón como decía Descartes que es de lo único que todos estábamos convencidos, es lo que hace este transito un poco más aburrido, ir abandonando la capacidad de sorprendernos…
Creo que uno tiene que aceptar el instante… así no le agrade mucho… ir viendo qué le sirve… que le habla… a veces llegamos a ese punto donde tan solo esperamos que algo nos hable al corazón y le de ese calor tan necesario… a veces tan solo hay que aceptar que hay frío… mucho frío… y llorar… nada más…

Flori *)