Reflexiones

¿El dolor se puede convertir en alegría…?

Habían unas líneas de Tagore que fueron durante mucho tiempo una ilusión para mí: “La lección más importante que el hombre puede aprender en su vida no es que en el mundo existe el dolor, sino que depende de él mismo beneficiarse de el y que le está permitido convertirlo en alegría”. ¿Porqué una ilusión? pues pensaba que podían ser mías estas líneas… olvidaba que muchas veces esa alegría es como la del payaso “Garrick” de aquel poema famoso… una alegría que ocultaba precisamente, ese dolor… sin embargo en mi andar, ha habido algo que me ha llamado la atención, y son esas personas que simplemente expresan las cosas, así sin más, sin tanta elaboración, es solamente un fluir de pensamientos, sentimientos, emociones… ah… las emociones humanas… tan simples y tan complejas… Muchas veces creo que somos como energía atrapada en un cascaron, tratada por siglos de ser moldeada, adecuada, domesticada con esa famosa positividad ante todo, frente a todo y muy pese a todo… que falsedad tan grande… hay cosas que no son posibles o al menos no pueden ser forzadas… y es que muchas veces no se podrá convertir el dolor en alegría, y no es por un tema de imposibilidad, sino que hay dolores que se empeñan en quedarse devorandolo todo… sin embargo hay algo que esta quizá un peldaño por encima de la sana alegría, de la tan querida alegría… y es la belleza… Tagore no lo dijo, talves se salto ese camino, o no lo se… pero si me he dado cuenta que el dolor se puede convertir en belleza… y a la vez ser aceptado con los brazos abiertos, sin temores… es el reconocimiento… y es que el dolor esta tan ligado al mismo hecho de estar vivos… duele desde que nacemos, el primer llanto, el motivo de alegría de la madre viene de un dolor inmenso… talves, y solo por esta carrera en que se transforma la vida desde que nacemos, olvidamos esto.

Pero, ¿cómo se transforma el dolor en belleza?, creo que por la expresión… hay algo en la sinceridad, en la autenticidad, en la sencillez, que nos conecta a todos de alguna manera, aunque no sabría como explicarlo… cuando damos parte de ese algo que adentro tenemos y lo dejamos expresarse afuera, sea incluso el mismo dolor, ocurre algo hermoso, talves el hecho de que ocurra esa conexión sea lo bello…

Que se transforme el dolor en una expresión de belleza… talves, quizá asome la verdadera alegría, y es porque ésta irónicamente pierde su urgencia… cuando se encuentra que a pesar de todo, aun por breves instantes, hay belleza en la vida…

Flori *)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s