Disfrutar…

Algo que me he venido dando cuenta… es que hay que disfrutar de las cosas… hay que buscar la manera de que ese sentido nazca, o renazca desde donde este escondido…

Mucho tiempo tuve con este mal encima, como una sombra persiguiéndome… la falta de alegría, la falta de motivación, ausencia de ganas, la nada…

¿Cómo puede uno sentirse así…? Me preguntaba… ninguna respuesta lógica satisface mi curiosidad.

Antes creía que lo más importante era “saber”, saber mucho de las cosas… pero me di cuenta que esto no ayuda para nada a la felicidad, al contrario, puede causar mucha más tristeza, el comprender, el peso del dolor y la ignorancia o la necedad del mundo… la incapacidad para alterar el curso o la esencia de las cosas…

Comprensión… es el punto final de la sabiduría… y de allí empieza un descenso por un escarpado pedregoso… de nada sirve, de nada me vale, porque al final “mi sabiduría es la más grande ignorancia” Debo aceptar que nunca podre ver desde todos los ángulos, nunca estaré en todas las pieles de la experiencia, e incluso habrá hechos que no comprenderé jamás…

Tratar de saber, escarbar la profundidad es un acto loco de ignorancia profunda, talves es lo que más se parezca a la locura de querer controlar lo incontrolable, un acto de falta de humildad, pues sí… pero hay que caerse por esos barrancos para conocer el daño que hacen.

No ayuda no, querer saber la verdad de todo, es una ilusión…

Pero tras esta caída descubrí otras montañas… una más altas y otras más hermosas:  La aceptación de lo que soy, de lo que somos, de lo que es el mundo… un lugar complejo, lleno de tantas pretensiones como seres hay, pretensión… palabra que puede resumirlo todo: afanes, sueños, ilusiones, amores, desamores, luz y oscuridad, bien y mal, relativos y absolutos, todo cabe en este mundo…

¿Pero si supiéramos que estamos de paso, importaría tanto: saber, conocer, tener, acumular, hacer…?  Talves, no.  Talves importaría más disfrutar del color del mundo, sus fragancias, la suavidad de su brisa acariciando las flores… Si supiéramos que estamos como extranjeros en este mundo… no abrazaríamos más a quienes tanto amamos? ¿A quién no le ha pasado que ni se entera de que ama al que tiene al lado? por esta carrera, esta autopista de la vida que nos arrebata la capacidad de sentir…

Y sí, disfrutar es la esencia de la vida… el gozo, que es más profundo que la simple alegría pasajera… puede ser al contemplar una simple flor, un paisaje… al dibujar, o hacer cualquier cosa… no hay que dejar que ningún mal nos arrebate esto…

Flori *)

“No el mucho saber harta y satisface el alma, sino el sentir y gustar de las cosas internamente”

San Ignacio de Loyola

Anuncios

Un comentario en “Disfrutar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s