Escribir·Reflexiones

De mis reflexiones…

Tengo mis reflexiones olvidadas, escondidas no recuerdo dónde… y estoy bien emocionalmente hablando, con un cierto “equilibrio”…
Me di cuenta que a veces, o muchas veces es bueno no pensar, es bueno dejar de buscar explicaciones y los porqués, es hasta sano para la mente y el alma olvidarse y dejarse fluir, flotar como cuando te dejas libre de cara al cielo, en el mar…
El silencio de la mente da cabida al silencio del alma, a la paz de las emociones y los sentimientos. Da lugar a la reconciliación al reencuentro con los placeres más simples, como este de sentarse a escribir escuchando una hermosa música… ah, la música, interprete nuestra para decir mejor las cosas…
Quisiera retomar de manera más seguida el arte de escribir, pero mi propio estilo de vivir y hacer las cosas me impide esa asiduidad, el hecho de dejar que las cosas fluyan impide forzarlas. Comprendo que no siempre tenemos lo mismo adentro, y que no siempre quiero expresarme ya sea porque no me gusta lo que siento o porque no estoy preparada para hacerlo como quisiera… para mi escribir es mi contacto con lo hermoso, algo divino, como tal conlleva esa elaboración interna que da la experiencia, el esperar que los frutos maduren o las semillas crezcan y florezcan…
Últimamente me he dado cuenta del valor de la paciencia, de que todo tiene su momento, y hasta lo que se quiere alcanzar: la belleza… y me siento conforme con esto. Sin forzar, ni obligar. Hasta que consiga un modo más viable me quedo en este escalón, por ahora es lo que mejor me funciona, hablando de escribir…
Por allí leí que cuando no se está escribiendo (o no demasiado como el caso mío), se debe leer bastante. Sin embargo creo que también es importante y mucho, el descanso mental, el dejar que las cosas se asienten para dar lugar a las propias elaboraciones, eso es lo que hasta ahora pienso. Hay épocas para todo: para llenarse, para expresarse, y también para vaciarse… la mayoría de la gente le tiene miedo al vacío, al silencio, pero creo que todo es necesario y de todo se aprende… hasta el dolor sentido nos abre las puertas a otras realidades que siempre estuvieron vedadas para nosotros… nos abre la mente a una mayor comprensión, a un verdadero conocimiento y aproximación, nos abre las puertas al mismísimo amor… así que en la vida hay épocas para todo y es bueno aceptarlas, respetarlas, para poder transitarlas. Y como digo, a veces para florecer y otras para ser podados, pero en todo hay un sentido si se puede esperar, si se deja estar… no siempre se puede o se debe correr, no siempre hay que quedarse sentado, no siempre… saber qué es lo que se quiere, se debe, o se puede, allí está el detalle…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s