La mejor mujer del mundo

Hay una imagen que tengo en mi mente desde hace años, mi madre junto a su cama y en una mesita de noche muchos libros, junto a ellos una foto de nosotros aun pequeños, colocada en un pequeño recuadro con pinceladas hechas a mano por ella misma.

Una noche, entrando de improviso a su habitación, la encontré como otras veces haciendo una oración… entonces le pregunte, ¿Cómo estas?, ella estaba triste, yo lo presentía, pero ella solo tomo el pequeño recuadro entre sus manos y me dijo: -hay muchas cosas que se las he entregado a Dios, cosas que ya no espero… pero ahora lo único que quisiera, con lo único que aun sueño cada día es que ustedes sean felices.-  Esas palabras me conmovieron profundamente, y yo sabia porque las decía, y comprendía la sinceridad con la cual las decía.

Esto ocurrió hace muchos años.

Creo que ella me enseño una manera de amar que toco mi vida más allá de lo que he podido imaginar. La manera de comprender la vida, la manera de vivirla y de ser, se las debo a ella,  y a veces me digo cuan grande es mi madre, sus talentos, su sabiduría, las virtudes que sin esfuerzo ella aun muestra cada día, toda esa sencillez que muchas veces fue objeto de critica por algunas de sus amistades, esa sencillez que se confunde con alguna carencia, con falta de cualquier ambición. Y es que esa sencillez es autentica, es inherente a ella, todas esas son cosas que yo no he encontrado prácticamente en este mundo…

Ella es especial para mi, como lo era cuando tenía cinco años… Creo que ella no sabe ni se da cuenta de todo lo que ella es, y es parte de su encanto, creo que ella es de verdad la mejor mujer del mundo…

Te amo mamá.

Flori *)

image

Anuncios

7 comentarios en “La mejor mujer del mundo

  1. Que hermosa reflexión. La verdad es que todas las madres son un tesoro lo mismo me pasa con la mía, creo que ellas no se imaginan lo grande que son en nuestras vidas no alcanzan a comprender que son tan importantes y a veces solo se preocupan por nuestra felicidad, la de sus hijos. Gracias por tan hermosas palabras. Abrazo desde El Salvador 🙂

    Me gusta

    • Es cierto Patricia 😉 tienes razón, las madres la mayoría de las veces se preocupan más por lo que dan que por lo que pueden recibir o percibir de nosotros…
      Gracias por comentar, un barzo también 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s