Reflexiones

De ganancias

Hay cosas que son muy duras de oír, como por ejemplo que a tu enemigo no lo ganas cuando lo vences sino cuando lo conquistas. Hago hincapié, dije: lo ganas.
Cuando le ganas queda en él la espina del orgullo herido. Cuando lo ganas lo has sumado a tu causa.
Entonces de que sirve ganar al enemigo si no puedes sumarlo contigo, ganarle no sirve de nada, al menos en el tiempo.

De allí la sabiduría inmensa que hay en: no confrontar. Confrontar es golpearse contra una pared, nos hiere el golpe y a veces también nos destruye.
Por eso en la guerra no hay ganadores, tan solo quedan brechas abiertas, muros levantados, heridas que claman por compensación… no solo las del otro, también las nuestras.

Me sorprende la fortaleza de Gandhi, su “Alma grande” a su enemigo nunca devolvió un solo golpe. Tanto fue su grandeza que arrastro multitudes, muchos siguieron su ejemplo y ante torturas no respondían ni devolvían ni un golpe.

Así Gandhi libero a una nación completa de la esclavitud. Tan solo negándose a servir a sus opresores. Tan solo resistiendo. “Tan solo”, y en eso se va una vida entera. Siendo consecuente y soportando sabiendo que esa manera era la forma de vivir. Esa resistencia no violenta les devolvía una dignidad que la esclavitud les había arrebatado. Y los hacía más fuertes los unía en un lugar común: La libertad. Así, siendo esclavos políticamente hablando, para su conciencia ellos eran libres.

Se es grande cuando se niega la tentación de responder a un golpe. Todas esas respuestas son efímeras, son de hecho condenatorias porque nos aseguran un cobro tarde o temprano. Pero cuando se contienen, o cuando ni siquiera existe la necesidad de devolver un golpe las repercusiones son incontables. Quedamos libres de toda condena.

Cuando somos lo que nuestra conciencia profunda nos dicta somos dignos, somos libres aun cuando a nuestro alrededor nos consideren esclavos. Solo es esclavo el que no puede dominarse, el que queda sometido a la respuesta que el otro exige, ya sea un golpe, una réplica, o cualquier respuesta.
Solo es libre el que actúa como libre. Y hace todo aquello que quiere pero, y esta es la salvedad, eso que hace y que quiere: no lo condena ni en su conciencia, ni en las de otros.

Cuando se deja de escucha a un tirano, ya este no tiene poder en el que no lo escucha.
No solo hay tiranos políticos, también hay otro tipo de tiranías, el bombardeo de mensajes al que nos somete la publicidad, los estilos de educación, el romanticismo de novela, la vida perfecta, el sueño americano, cubano, o lo que sea. El niño, la mujer, el hombre perfecto; la figura ideal, el amor ideal; el poder adquisitivo, la aceptación ilimitada o búsqueda de aprobación, y así por el estilo, podría seguir sin parar.

El silencio, me quedo con el silencio que permite discernir. Escuchar. Y detener la necesidad de llenar por dentro un vacio con cosas que tal vez ocupen un espacio que no deben llenar. La conciencia. Y sabiendo que lo que cada uno necesita puede ser diferente y deber ser personal.

Mi ganancia, creo que llega cada día con un reto. Si las cosas fueran fáciles, talves no pensaría mucho, y en consecuencia no aprendería.
“Lo más hermoso nos cuesta la vida” decía Silvio Rodríguez en su canción. Tengo esta fe, en creer que todo lo que Jesús enseño fue para que hoy seamos libres, y a semejanza de él, Gandhi también paso muchas cosas, pero ellos, en una aparente pérdida constante, ganaron la vida.

Así que si es por ganar, se gana más al no responder mal…, sino al morir a ello, a esa necesidad de tener siempre la última palabra en el momento, para que así en algún momento pueda nacer por fin lo más hermoso, lo divino en nosotros, al comprender que de ganancias está lleno el cielo entero… y a veces el cielo está más cercano aquí en la tierra, para los que toman para sí estas verdades…

Flori *)

Foto tomada de  sustentator.com
Foto tomada de sustentator.com

“Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible.” Mahatma Gandhi

Anuncios

4 comentarios sobre “De ganancias

    1. Hay guerras de guerras, esta del medio oriente tiene mucho tiempo y según esta escrito seguirá hasta cierto momento que le pondrá fin, pero bueno, no me gusta profundizar en ese tema porque requiere su espacio.
      Parte de lo que sucede con el perdón es que se exige mucho y se da poco.
      Gracias por pasar querido amigo.
      Un abrazo.

      Me gusta

  1. CUANTA RAZON HAY ENTUS PALABRAS, GHANDI FUE EL GRAN EJEMPLO JUNTO A NELSON MANDELA, DOS VICTORIAS SIN DERRAMAR UNA GOTA DE SANGRE EN UN CASOY POR UNA DE LAS PARTES, PERO A VECES ESTO NO OCURRE ASI, HAY QUE RECORDAR CON TRISTEZA A ADOLF HITLER Y EL NACISMO QUE EFECTIVAMENTE Y COMO APUNTAS QUEDO MUY MAL POR HABER PRETENDIDO, PRIMERO ELIMINAR A UN PUEBLO Y SEGUN DOMINAR EL MUNDO, TODO ELLO EN SU LOCURA, UN ESCRITO QUE ME HA EMOCIONADO, UN ABRZO FLOTI

    Me gusta

    1. SI ASÍ ES LAMBERTUS. UNOS DEJAN UNA BUENA ESTELA, UN BUEN EJEMPLO Y OTROS DEJAN DOLORES DIFICILES DE OLVIDAR, CASOS OPUESTOS.
      ME ALEGRA MUCHO TU COMENTARIO, A MI ME HA EMOCIONADO LEERTE TAMBIEN.
      UN ABRAZO GRANDE.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s