Familia·Música·Reflexiones

La depresión

“Mientras callé, se envejecieron mis huesos
En mi gemir todo el día.
Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano;
Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Selah”
Salmo 32:3,4.

 

La depresión.

Ese oscuro abismo del cual es difícil salir, y otras rescatar a un ser querido, un familiar, un amigo.
Según Walter Riso es la tristeza más profunda.
Lo que aterra de esta condición es la sensación de no poder salir a la luz. Y por otro lado sentir el consejo y las recomendaciones como una muestra más de rechazo y de reafirmación constante de que se está “mal”.
En la actualidad esta es una condición de la cual aun se sabe poco. Pueden haber muchas causas a veces mezcladas. Así como diferentes estados de gravedad, desde la más simple que dura horas, días, o aquella que dura meses y hasta años. También varia la intensidad, y esto es algo con lo cual nos podemos confundir, pues el que mira al afectado puede creer que está tranquilo, cuando adentro hay un torbellino de emociones y dolor difícil de controlar internamente.
Lo que he aprendido hasta ahora es que con la depresión no se pueden sacar conclusiones a simple vista, ni minimizar la gravedad pues a veces es difícil determinarla.
La persona deprimida por lo general se siente confundida, y hay un sentimiento de negatividad ante el futuro.
Una cosa que es muy importante y no lo había tomado en cuenta es sobre el apoyo que se les puede dar. Y este no debe ser demasiado apresurado intentando que la persona mejore, pues es un proceso lento. Así, esas palabras tan complicadas, profundas, se vuelven oscuras para la persona que se siente triste. En su propio estado cualquier halago muy grande lo siente exagerado y hasta falso. Por eso y en esto me gustaría hacer hincapié, he aprendido que la mejor forma de ayudar es: escuchando. Pues hay una gran necesidad muchas veces de atención, y esto se puede saber cuando se expresan. A veces lo único y lo más urgente que una persona deprimida necesita es: unos oídos y un corazón dispuesto a oír, que no se escandalice…
Reafirmación es lo que necesitan en los detalles más pequeños, y no el constante reproche pues esto los hunde más y más.
A veces si la persona no mejora luego de unos días puede requerir ayuda. Y esto a veces es difícil también para el afectado reconocerlo. Entonces debe su familia cercana proveerle esa ayuda profesional, y avocarse a ello. Hay momentos cuando es necesaria la ayuda y hay que reconocer cuando esta es imprescindible, la ayuda de un profesional de la medicina.
Otra cosa que se puede hacer ante el negativismo, algunos dicen no hacerle caso, y otros dicen que no se puede seguir la corriente, creo que todo depende de lo que la persona esté diciendo y pues aquí el acompañante o los acompañantes necesitan también esa asesoría profesional.
Pero ya estos son casos más delicados.
En cuanto a la depresión más común, lo aconsejable siempre es escuchar al afectado pero claro sin llegar a caer en una relación de dependencia, lo cual no es la idea. La idea es brindar esa comprensión humana de la cual el afectado se siente necesitado.
Son alarmantes los casos de depresión infantil y juvenil, así como la que ocurre en la tercera edad. Pues estos grupos de edad son los que llegan a necesitar sentir que hacen falta para alguien, o son importantes para alguien. Cuando se pierde o no se encuentra este sentido, se puede llegar a sentir ese sentimiento de inutilidad.
Creo que la familia como grupo de identificación es muy importante. Cuando estas bases se ven afectadas o destruidas es cuando más se puede caer en la depresión. La familia es la base de la sociedad y como base está allí, y llega a pasar desapercibida su importancia como red de apoyo, y sustento, a los niños, jóvenes y también adultos, y ancianos.
Tiene que ser muy triste la situación que vive esta institución de la sociedad, su base fundamental, la familia, en la actualidad.
Y bueno, tan solo hice algunas pinceladas, el tema de la depresión es bastante complejo. Y no está mal abordarlo. Todos algunas vez hemos sentido tristeza profunda. Sobre todo en estos tiempos tan apresurados y confusos.
Rescato para concluir, que es difícil comprender la condición de la persona deprimida, creo que no se debe tomar a la ligera, si se prolonga, se necesita ayuda profesional y los que estan involucrados alrededor pueden colaborar ofreciendo simplemente escuchar, no hace falta opinar.
Es tremendo no darse cuenta como una persona pudo llegar a sentirse así y como pudimos estar al lado y no darnos cuenta. Lo que quiero dejar como reflexión es que sopesemos más los mensajes que damos a los que nos rodean, el ambiente que creamos en nuestras casas. Cómo contribuimos a que cada día alguien se sienta bien, porque tiene un bonito peinado, una bonita barba, porque sonrió, porque “está allí”, simplemente. Cada día vamos acumulando mensajes buenos, positivos, o negativos. Y dice una vieja enseñanza que por cada mensaje negativo hay que dar 17 abrazos.
Vamos a sopesar lo que decimos.
Si esto lo está leyendo alguien que se siente triste, le digo, que lo comprendo mucho, y que busque ayuda si piensa que lo necesita y no se rinda, la depresión es más común de lo que creemos. Si está leyendo esto, también podrá ver que los que estamos alrededor muchas veces queremos ayudar y a veces no sabemos cómo, pero queremos hacerlo, y también necesitamos buscar ayuda para saber como hacerlo.
En fin, no hay que dejar de buscar ayuda.
De todos modos los estados anímicos pueden cambiar y es cuestión de tiempo. Hay que saber esperar o aprender a esperar para comprender el sentido de las cosas, y para qué sirven, y comprender su propósito. Que siempre y siempre puede ser para bien si así nos lo preponemos.

Flori *)

Nota: Algunas conclusiones están basadas en el curso “Conquistando la Depresión y el Enojo” de:  bbnradio.org

Anuncios

12 comentarios sobre “La depresión

  1. Conocí bastante la depresión. Quiso matarse tomando píldoras para dormir, y otra vez amenazando tirarse por un balcón, pero creo que lo que ella necesitaba era que se dieran cuenta de que estaba ahí, y necesitaba ayuda. Había tenido cuando jóven un cuadro similar. Las tres veces salió con la ayuda de la cura del sueño. No hubo otra solución que internarla. Después se recuperó totalmente. Una de sus metas aunque tú no lo creas, era que la vieran bien bonita, vivía pintándose, arreglándose. Fué una de la mujeres más hermosas que conocí.
    Muy interesante tu reflexión.
    Un abrazo fuerte.
    Hasta pronto.

    Me gusta

    1. Quién ha conocido la depresión sabe lo terrible que es. Que bueno que ella logro salir. Creo que cuando la situación es muy grave, no importa mucho el cómo se sale, claro, siempre avalado por un profesional, ahora quiero decir, que si el remedio es la cura de sueño, pues, está bien.
      Es un poco irónico que quisiera que la vieran bonita eso significa que se preocupaba por como la vieran, y eso es bueno, ya que tenía una motivación.
      Gracias a ti por compartir lo que conoces.
      Un fuerte abrazo amiga.

      Me gusta

    1. El tiempo es una clave fundamental, solo con tiempo pueden hacerse posibles la paciencia y la perseverancia, sin tiempo, sin espera, no nos queda nada. Confiar en el tiempo es: Esperanza .
      Gracias Ana por comentar aquí.
      El video, su contenido es valioso, muy bello, me alegra que te guste.
      Un abrazo.

      Me gusta

  2. Estimada Flori muchas gracias por compartir este mensaje! como siempre tus palabras llegan y no regresan vacías… gracias por tocar los corazones a traves de tus palabras!! te mando un fuerte abrazo!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s