Versiones

El otro día escuche unas palabras en la película “Her”.
Parafraseando, el protagonista decía algo así como:
“…a veces, siento que he sentido todo lo que nunca voy a sentir, desde ahora no sentiré nada nuevo, solo… unas versiones menores de lo que ya he sentido…”
Eso que dijo, es algo que muchas veces he pensado en mi vida, es una reflexión que llega cuando hay tristezas…
La película aunque tiene unas bases muy ficticias, es muy real en cuanto a lo que se puede sentir y pensar cuando uno se siente solo.
Y muy sincera al describir las etapas del andar de dos personas… y como va cambiando la relación hasta llegar a un punto, donde no hay retorno y el pasado se vuelve tan entrañable…
Muy sincera en cuanto a la velocidad con la que vamos cambiando constantemente.
Y vamos exigiendo tanto al otro.
Y queriendo que llene carencias, o sospechando, y desconfiando…
Siempre andamos en busca de alguien que recree eso que nos falta, y que anhelamos sentir, o a veces eso que sentimos pero ya se fue.
Ese entusiasmo por la vida, por esas cosas que nos hacen sentirnos vivos.
No voy a contar la película, merece que la miren, con una mente abierta y ver ese mensaje que quiso dar quien la hizo.
El final me pareció tremendamente certero como conmovedor, como son las relaciones, como la vida misma, a veces triste. Y no por ello menos hermosa.
Es increíble por todo lo que los humanos tenemos que pasar, aun cuando estamos acompañados, podemos sentirnos completamente solos.
Nos queda ese instante de conexión, de amor. Esos breves momentos cuando nos sentimos parte de otro y al otro parte de nosotros. Porque verdaderamente el amor es esa fusión, esa unión donde se pierden uno en el otro. Aunque luego sigan cada uno su camino.

Flori *)

“Estoy recostada en la luna
Mi amor, estaré ahí pronto
Es un lugar callado, con estrellas
Fuimos tragados por el tiempo
Estamos aquí en el espacio
A un millón de millas de distancia

Hay cosas que me gustaría saber
No hay ninguna cosa que te oculte
Es un lugar oscuro y brillante
Pero contigo, mi amor, estoy segura
y estamos a un millón de millas de distancia

Estamos recostados en la luna
Es una tarde perfecta
Tu sombra me sigue todo el día
Asegurándose de que estoy
bien, y estamos
A un millón de millas de distancia”

Karen O – The Moon Song

Anuncios

8 comentarios en “Versiones

  1. bonito post y bellas palabras… antes pensaba así, pero la vida me ha enseñado cada vez que lo más maravilloso que tiene para darme no es lo que espero, y que cuando tratamos de congelar una imagen y revivir una emoción pasada, nos perdemos el presente, que es un presente… también me ha enseñado que muchas de esas emociones que uno siente intensamente, en realidad no siempre se sienten con el otro como parece, sino con uno mismo y la proyeccion de sus deseos… dond se puede compartir una emoción con alguien es en el presente, en el instante, y cada vez que tratamos de aferrarnos a un recuerdo o a un modelo de lo que las cosas deberían ser, lejos de unirnos más al amor o al otro, creamos una línea que nos separa de la experiencia misma… un tema complejo, bello, interesante… como la vida misma 😉 feliz semana para ti! beatriz

    Me gusta

    • Claro, es algo que se nos dice, de lo cual incluso he escrito algunas cosas aquí. Lo único es que aun así se nos hace difícil ser flexibles, tener esa cualidad del agua que se amolda y no espera… la ilusión nos da vida y también nos la merma… comprender lo que expresas y llevarlo a cabo exige mucha madurez, y todo llega a su tiempo, mantenerse abierto es necesario. Lo que plasmo aquí es parte del mensaje que me dejo esta película, me pareció muy bella. Lo bueno es que el protagonista al final aprendió mucho. La canción del video es lo mejor, de lo más tierna.
      Gracias por tu comentario muy bueno!
      Feliz semana también para ti. 🙂

      Me gusta

  2. En toda relación creo que se siente la soledad. No basta con compartir, o querer hacerlo. Nunca es suficiente…
    Buenísima reflexión, como nos tienes acostumbrados.
    Un abrazo fuerte.
    Hasta pronto.

    Me gusta

    • La soledad es una constante en estos tiempos. Esa conexión ilusoria que presume la tecnología nos aparta aún más. La verdadera conexión ocurre entre dos que se llegan a conocer. Aunque como dices la soledad siempre nos acompaña.
      Gracias por llegar Stella.
      Un abrazo fuerte de vuelta.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s