La Expresión

La expresión….

Que es la expresión?
La expresión es la manifestación de lo que soy, de quien soy… cuando hablo mis palabras son formas de lo que se aloja dentro de mí, de mis pensamientos, sentimientos, y cuando ellas salen fuera es una manera en que se materializa lo que puede ser así como una neblina que está en un instante y luego se va… y acaso no somos también un poco como esa neblina? que queda de nosotros luego del encuentro con un amigo, luego que nos vamos?, quedan no solo las palabras, queda nuestra expresión, nuestros gestos, muecas, sonrisas, todo lo que sale de nosotros…

Decía Jesús: la boca habla de lo que hay en el corazón…

A mí me gusta conocer, mirar la expresión en las personas que me rodean, a veces me quedo observando sus gestos, que hablan más y hasta son capaces de contradecir las palabras… me gusta quedarme observando, contemplando estas expresiones, también contemplo y miro las mías, las más espontaneas, las que no están pulidas por la precaución o la prudencia… unas veces me río, otras pocas me sorprendo, creo que me sirve para saber que está sucediendo dentro de mí, porque aunque parezca mentira muchas veces no lo sé…

Otra forma de expresión que a mi llega a fascinarme es lo que un paisaje refleja, un cielo, la perfección de una planta al mismo tiempo que su fragilidad, la belleza y lo efímero de una flor… expresiones que más bien proceden desde afuera y que pueden ser capturadas en un instante, en una imagen, una fotografía… Una que en un instante puede sumergirme en ella misma y es increíble cómo puede hacer que me dé cuenta de lo hermoso y lo sencillo que me rodea… y que es una expresión también, quien puede decir que no, pues llega a mí con todo el poder de su mensaje… Me basta mirar… y dejarme impresionar, maravillar como una niña, dichosa me siento…

Volviendo a la expresión, me pregunto ¿por qué es tan subestimada?, pues lo observo al ver la forma como muchas veces nos expresamos sin sospechar siquiera el poder que tiene una palabra dicha a los ojos, a tu nivel… Sin sospechar siquiera el valor de una sonrisa que procede dentro de tus mismas entrañas, desde y hacia tu familia, ¿acaso puede alegrar más la sonrisa ajena que la provista por un hijo, un hermano, un padre, una madre, un esposo, una esposa?, yo creo que no, aunque esto no es limitativo, claro está. Pero hay que retomar el valor de la sonrisa interna, propia, sobre todo la que damos a aquellos más cercanos… a nosotros mismos también, por supuesto.

De todos modos, de la forma que sea posible hay que expresarse, no hay necesidad de arreglar lo que hay dentro, eso es lo que hay dentro simplemente… De cualquier forma, pero siempre buscando la manera sana, hay que expresarse, tenemos que saber que hay por dentro de nosotros, es una manera de conocerse, de aprender a apreciar lo que la vida nos ha dado, y como dice el viejo dicho si encontramos limones, pues ¿qué nos queda sino hacer limonada…? es una bebida que también vamos a beber en todo momento.

La expresión es tan maravillosa, no hay que dejar por fuera esas formas magnificas como muchos han logrado después de arduos trabajos, noches sin sueño, después de una gran labor impresionante, como muchos han logrado expresarse: las artes… la música, la literatura, la escultura, la pintura… no hay que olvidar que son formas muy refinadas…

Yo me quedo con la majestuosidad de un paisaje, de un atardecer, con las aves volando por encima de mí, en grupos, en bandadas… con su belleza salvaje, sin refinamientos…

Creo que yo como ser humano, maleable, emocional, cambiable, a veces hasta inestable, dubitativa, quisiera parecerme más al ave que sabe por instinto lo que tiene que hacer porque está conectada consigo misma, con su creador, con el propósito para el cual fue creada, ella no necesita volver a los orígenes, ella sabe… ella vuela porque fue diseñada para volar…

aves
Foto del día de la Revista National Geografic. Puerto Blair, Islas Andaman. Por: Aloke Runthala

Concluyendo la idea, no dejes de expresarte, no creas que se ha dicho todo, de cualquier manera, tal vez aun no lo has dicho tu, y eso importa… uno puede expresarse con una canción, un poema, o una queja… una foto, un dibujo, unas letras, una sonrisa, y hasta lágrimas…  cualquier forma, obvio siempre sana,  que manifieste lo que dentro de ti está. Es una forma hasta de cuidarse, de quererse y hasta de llegar a conocer a ese ser que eres tu mismo, tu misma…

Expresarse, es una manera de comenzar…

Flori *)

Anuncios

12 comentarios en “La Expresión

  1. Hay demasiada gente que por culpa de los convencionalismos, por temor a decir algo distinto, que siempre calla y se ha acostumbrado ya a no decir nada, a no expresar lo que sienten y ya ni saben lo que sienten. A mí me ocurrió durante una larga etapa de mi vida; tenía demasiado miedo y cada vez que decía algo, la gente se reía. Supongo que en mi entorno no estaban acostumbrados a que alguien expresa el dolor o la frustración. Es terrible no hacerlo, flori.

    Me gusta

    • La gente, la mayoría, no se comprende ni a si misma, solo basta observar como casi siempre nos reprochamos cosas en lugar de simplemente aceptarnos, te imaginarás cuan dificil puede ser comprender a otros… y los convencionalismos son parte del mundo en un intento por “regular” todo Zambullida, a veces tienen razón, otras tantas no…
      En fin, el miedo no ayuda mucho tampoco.
      Un abrazo amiga.

      Me gusta

  2. Si no es por la palabra, será por sus expresiones corporales, o bien por sus actos. Nada facil para las personas encontrar una via de expresión, por lo que muchos se marginan o simplemente se quedan mudos, temerosos de hablar. Linda reflexión querida Flori, gracias por compartirlo, te dejo un beso y muchos abrazos Rub

    Me gusta

  3. Creo muchísimo en la expresión, no me agradan esos rostros de cera, esas personas sin abrazos, sin palabras. Menos aún lo que ultimamente se da tanto en la fotografía, nadie es feo, nadie es viejo, nadie es nadie…
    Preciosa reflexión, y estupenda la foto elegida, para decirnos que hay que darle alas a la vida.
    Un fuerte abrazo mi querida Florí.
    Hasta pronto.

    Me gusta

    • Las personas de cera me terminan intimidando, somos humanos, únicos. Los medios de comunicación tienen tanta responsabilidad en esto que comentas, la publicidad, han dañado tanto la espontaneidad, la individualidad… que a veces creo que andamos casi con camisas de fuerza… y sí nadie es nadie! Pero cuando eres tu, o soy yo, o cuando somos nosotros, somos diferentes casi siempre.
      Un abrazo querida amiga y gracias por llegar aquí.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s