Familia·Reflexiones

Perspectivas de la vida

Cuando la vida empieza a girar sin ningún control, cuando me hago consciente de circunstancias que se levantan como paredes delante de mi, empiezo a imaginar que me hace falta cambiar de perspectiva. Definitivamente, al menos en ese instante. Y cuando hago una pregunta se que llegara la respuesta, puede ser en minutos, horas, días, meses…

Tenemos la tendencia en general, digo porque hay excepciones, a creer que nuestra manera de sentir y vivir depende de otros, cargamos la responsabilidad de nuestras emociones y hasta circunstancias en otros, ya sea aquellos con quienes vivimos, padres, pareja, hermanos, vecinos, maestros, jefes, y hasta el gobierno.
Se escuchan frases como: me haces tan feliz, me haces enojar, si tan solo hicieras esto o aquello… si el gobierno mejorara… y así se nos va la vida.

Nuestra educación tiene muchísimo que ver, la genética y hasta el clima, en la manera que tenemos de comprender el mundo. Mucho se ha concluido acerca de la gran importancia que tiene crecer y vivir aun como adultos en un hogar bien avenido, y un entorno favorable y no precisamente aquel donde no existan problemas sino aquel en el cual se sobrellevan las desavenencias y el apoyo no falta.

Creo que cuando no recibimos ese apoyo y esa palabra de aliento hecha realidad a través de acciones, vamos por el mundo sedientos buscando satisfacer esa necesidad propia de ser aceptado, reconocido, amado. Si de niño esa necesidad fue cubierta por completo, se desarrolla un adulto sano, que se sabe valorado y confiado en si mismo, capaz de hacerle frente a la vida.

Aunque de esto se habla mucho, es indiscutible que el papel de la familia en la actual sociedad ha sido subestimado. Me detengo aquí por los niños. Son ellos finalmente los más afectados por el afán de prestigio de los padres en sus trabajos, por el deseo de reconocimiento a través de lo material, o todo aquello que se reconoce como meritorio.

Una sociedad que busca y busca y un esquema que luego se sigue repitiendo en la siguiente generación… Se olvida el esfuerzo callado y no reconocido, las manos anónimas que trabajan sin afán. El regazo que carga el niño dejado a su cuidado. Y con ello se olvida que la modestia protege y levanta más vidas que la más ruidosa ostentación.
¿Adonde quedaron los cantos de nana…? ¿El tiempo compartido…? es ese el que recordara el niño más que el juguete de plástico… el videojuego…

Cuando se crea el vacío no tarda en llegar el sinsentido… y el buscar y buscar sin hallar… es la búsqueda del alquimista de Paulo Coelho, que termina descubriendo que lo buscado ya lo poseía, pero, ¿quien nos ayuda a descubrir que todo lo que nos llena yace adentro? Creo sinceramente que nuestros primeros padres, luego algún maestro… Una vez hallado ese algo no hay el afán por buscarlo fuera, ni la exigencia quizá absurda hacia otros.

Creo que el principal obstáculo es reconocer que somos nosotros los únicos responsables de nuestra felicidad, de gerenciar nuestra vida, de ser felices, pero no a través de una felicidad que se trata de forjar a través de elementos o circunstancias externas que a la final no solo no podemos muchas veces controlar, sino que realmente es una carga grande el tratar de hacer a otros responsables de nuestra dicha, sino que a la vez nos eximimos de nuestra propia responsabilidad.

Ser feliz es quizá lo más atractivo que miramos en otros y que deseamos para nosotros, pero no se halla en el modo egoísta de ir satisfaciendo nuestros propios deseos sino más propiamente en ir forjando en nosotros un carácter que mejore nuestro propio auto-concepto, y pues, en la medida que ese auto-concepto sea lo más cercano a lo que realmente valoramos en un ser humano como su capacidad de grandeza, de gentileza, nobleza, por ejemplo, vamos a ser más coherentes y por lo tanto más sanos y felices.

La felicidad no es el principio propiamente, a mi modo de ver, es más bien una consecuencia de una forma de vivir la vida, de una serie de elemento que se cultivan, como paciencia, perseverancia, contentamiento aun en las carencias, mansedumbre, humildad. El hecho de saber que eres valioso, y que cualquiera puede hacer lo que haces, pero nadie lo hará como lo haces tu.

Si de niños no recibimos esa aceptación sin reservas, esa confirmación del propio valor, aun de adultos podemos encontrarla y sabernos merecedores por el simple hecho de existir, de respirar, esto es quizás de las cosas más difíciles de aprender, y también de transmitir a otra persona, encontrar el propio valor, pero creo que si tratamos de alimentar nuestro ser con las verdades fundamentales, escuchando nuestra conciencia y caminando conforme a ella, a la verdad, a la bondad, la satisfacción siempre llegará si confiamos en que todo lo que sembramos luego cosechamos, no por el vacío interés de recibir, sino de sentirnos satisfechos de actuar de manera coherente.

Como decía unas lineas atrás, la modestia, la sencillez, tienen un valor que no se nota y es que descubre lo esencial de todas las cosas… incluso de nosotros mismos, cuando nos despojamos de todo lo que nos cubre solo quedamos nosotros, una energía que brilla y una luz que es vida.

Ojala pudiéramos todos los que tenemos niños, hijos, sobrinos, y aun vecinos, ser una influencia positiva en sus vidas, que los levantemos y les permitamos encender en ellos esa chispa de vida que les permitirá ser felices y plenos, saber, que son seres valiosos.

Somos sin duda ejemplo de muchos, testimonios andantes de vida, de caídas y vueltas a levantar, de seguir y de andar.

Para mí creo que lo más hermoso es cuando descubres que tu vida no es solo tuya, es también de aquellos que de alguna manera te siguen, te miran, te esperan, aun sin saberlo hay muchos que ríen cuando ríes tu, y lloran, cuando lloras… a veces se nos olvida que somos una influencia poderosa en nuestro entorno, sin hacer bulla, sin que podamos notarlo… por ello vale la pena ser una llama que abriga… un árbol que cobija…

Flori *)

Samán o árbol de lluvia by Flori
Anuncios

18 comentarios sobre “Perspectivas de la vida

  1. Creo que algo que dices en tu escrito es muy importante, y es despertar el sentimiento de sentirse querido e importante en el niño, ése sentimiento de ser valorado, de ser valioso le acompañará siempre y le será de gran utilidad.
    Estupendo escrito, que toca muchos temas, y bonita foto de ése bello árbol.
    Un Abrazo 🙂 .

    Me gusta

    1. Sí Joaquín el sentirse valorado y aceptado, es muy importante. Es una tarea que comienza desde la maternidad-paternidad, continua en la escuela, y es de toda una sociedad, el transmitir el valor de la vida.
      Gracias por tu apreciación, siempre eres muy alentador. Me alegra que te guste la foto, viste que inmenso es ese árbol?
      Un abrazo 🙂

      Me gusta

  2. Decía Freud que el niño es el padre del hombre, hay que añadir que es la familia quien hace al hombre, es en el seno, donde se aprende por imitación, y poco a poco hace consciente los valores de la familia. La búsqueda de la felicidad por la via material sólo llega a un callejón sin salida, hay que buscarla dentro de uno… excelentes reflexiones querida amiga bello dia tengas y un beso y un abrazo Rub

    Me gusta

  3. Quiero detenerme en tu escrito. Uno de los mejores que has escrito.
    Te basas en el amor dado en la infancia. Ese amor que enseña los valores, que es mucho más que un juguete caro, o el videojuego .
    Cómo te vas a sentir desorientada tú, que tienes el poder de condensar en éstas líneas tanta riqueza.
    Tu reflexión da para varios comentarios, para trasmitir a otros, para conmemorar el Día del Niño. Vale, como ése árbol que retrataste, tiene raices profundas, un tronco fuerte, ramas con frondosa vegetación, y para mí que tanto me gusta retratar árboles y cortezas, tiene una sombra donde siempre se podrá uno guarecer, no importa la estación, el clima, el día, la hora, la edad, el sexo, la posición política o personal. Tú reflexión se resume en la foto de tú árbol…
    Felicitaciones…
    Un fuerte abrazo.
    Hasta pronto.

    Me gusta

    1. Mi querida Stella me impresionan mucho tus palabras, a veces pienso cuando escribo, que si a una sola persona le llega lo que quiero transmitir, y le llega un poco de esperanza, de amor, así como esa sombra que cobija de ese precioso árbol, yo me doy por satisfecha… y pienso que ha valido la pena…
      Gracias por dejar aquí un poco de esa poesía que llevas por dentro… a mi también me fascinan los árboles, sus hojas, sus cortezas, ese porte tan gallardo que tienen,
      me alegran mucho tus palabras, alegran mi corazón.
      Un abrazo, y sí, hasta pronto.

      Me gusta

  4. Uno es feliz por sí mismo, independientemente del entorno. Hay gente con una vida fácil que vive rodeada de amor y, pese a todo, es infeliz. El porvenir nos lo labramos cada día con nuestros actos y con nuestra actitud.

    Me gusta

    1. Si uno se pone a ver, hay cierto relativismo en el concepto de felicidad, ¿que es para cada quién?, ¿qué es ser feliz? para mi, sentirse bien con uno mismo, pudiera ser…, o quizá, ver a quien amo feliz…
      Sí, cada día vamos forjando nuestra vida.
      Gracias por llegar Zambullida 🙂

      Me gusta

  5. Me ha gustado mucho tu articulo,para hacer reflexionar a la gente de que es la felicidad y que la condiciona,yo creo que ser feliz para mi es conectar con nuestros sentidos y cuando lo logras es fácil ser feliz,solo tienes que aprender a dar prioridad a sentir que a tener,pues puedes poseer muchas cosas y sentirte vacío o tener muy pocas y sentirte feliz ,pues cuando eres capaz de valorar que es lo que verdaderamente te motiva para ser feliz ,si sigue tu sentidos ellos te llevaran por el camino de la felicidad,todo el mundo la tiene pero la mayoría no sabe como encontrar donde se encuentra y que la hace aparecer,pero si te estudias un poco a ti mismo te darán las pistas para encontrarla.

    Me gusta

    1. Me alegra que te haya gustado lo que escribí, son maneras de ver la vida. Sentirse bien con uno mismo y llegar a conocerse es tan necesario… Gracias por tus palabras y por llegar hasta aquí.

      Me gusta

  6. Hola querida FLori por fin puedo leerme in post tuyo, que verano mas malo llevo! Mucho trabajo, aun no he ido a la playa y no he podido salir a mi piscina, voy fatal de tiempo. Me encanta haber leído este maravilloso post, me ha encantado, estoy totalmente de acuerdo contigo en todo, creo q lo mejor q podemos darle a nuestros hijos es todo lo bueno nuestro, y es verdad que influimos e influyen en casi todo los demás, muchos besos guapa

    Me gusta

    1. No te preocupes por el tiempo, lo bueno es que aquí puedes llegar a cualquier hora 😉 y siempre es una alegría para mí.
      Gracias por tus palabras Manoli, besos para ti también.

      Me gusta

  7. Tan natural como siempre. Flori, te comento aquí porque estas palabras me encantaron, sobre todo cuando dijiste aquello de que “el principal obstáculo es reconocer que somos nosotros los únicos responsables de nuestra felicidad”.
    Un abrazo muy fuerte!

    Me gusta

  8. Andaba buscando algo para lee,r que me hiciera crecer como ser humano y se me ocurrió, así como perspectiva de vida y apareció este articulo que realmente esta conectado con mis sentimientos diarios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s