Reflexiones

Para que todo sirva para bien…

En la Biblia hay un versículo que dice “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados” (Romanos 8:28). Es en mi opinión una de las frases más consoladoras que se pueden encontrar en esta preciosa colección de libros…

Yo quisiera hacer que todo, absolutamente todo me sirva para bien.  Pero, cómo hacer que una pena, un dolor punzante pueda ayudar?, quizá si se toma esta espina como un recordatorio de nuestra debilidad humana, para que no me sienta superior a nadie, para que pueda doblar mis rodillas y reconocer que soy humana y que necesito de la gracia divina para andar, que no puedo encerrarme en mi propia opinión…

Hay momentos que pienso que Dios es amor, es perdón, humildad sincera, paz que se levanta por encima de cualquier dificultad…, y que para poder estar cerca de El, hay muchas cosas que tengo que soltar, el miedo, sobre todo. Pero el miedo existe cuando fallamos en la manera de amar, es difícil encontrar la manera perfecta de amar…

Ya se que no es con golpes, ni con gritos, ni a la fuerza que uno puede lograr acercarse a otros, no es la manera de lograr cambios profundos. Yo he tenido la convicción que es solo a través de una fuerte confianza alcanzada que me puedo acercar a otro ser humano, a través de una confianza sincera.

Creo que lo aprendí en el seno de mi hogar, cuando pude sentir que alguien me amaba de verdad y profundamente y por eso no quería herir nunca a esa persona, ni decepcionarla, iba haciendo todo lo que me pedía, y al hacerlo me sentía muy bien, muy feliz.

Cuando alguien se nos acerca con transparencia sin dobleces, uno puede soltar las defensas.

Sin embargo el mundo luego me mostró otra cosa, la necesidad de lograr objetivos a toda costa, a manipular, a forzar las cosas, haciendo creer que lo que se obtiene de esta manera puede durar…, craso error.

Hablo de esto porque siento que existe una fuerte contradicción y hasta un abierto rechazo a un mensaje que es tan claro y tan sencillo que no se puede comprender, cómo es que soltando pueda hacer nudos tan solidos, cómo es que a través de reconocer mi debilidad pueda hacerme fuerte, como es que haciéndome ignorante puedo conocer? y haciéndome pequeña puedo crecer? Cómo sin gritos una multitud puede escuchar…?, no, quizás no escuchen, lo que sucede es que solo se acercará a escuchar el que verdaderamente lo desee, el que lo busque sinceramente… El amor de Dios no persigue, no ahoga… El esta allí, los cielos no lo pueden contener y sin embargo creemos que le podemos dar la espalda… yo creo que podemos vivir alejados creyendo que no lo tocamos pero el esta allí adentro, cuando el corazón te duele porque una espina se ha clavado es porque algo dentro de ti sigue vivo, sigue teniendo Su sustancia, una que solo puede ver la plenitud cuando olvida el temor y se atreve a amar, amar de verdad, con la manos abiertas, sin reservas…

Si yo llegará a conocer como es Dios y lo llegara a amar con todas mis fuerzas, como lo amo David, entonces todo, absolutamente todo me ayudaría para bien.  Creo que así es que Dios nos puede cambiar cada día el corazón y volverlo cada vez más suave, y entonces El puede cambiar el dolor de las propias circunstancias que resulta en vacío, por el dolor de un mundo que pide un poco de este amor, amor que busca transformar cualquier circunstancia adversa para bien, para aprender, para crecer, para que viviéndola pueda comprender un poco todo esto que no puedo… Si dejará que esa sustancia pueda hacerse más grande, ya no habría espacio sino para la plenitud…

Para comprender estas cosas se nos da libertad…, para todo se nos da la libertad. 

Flori *)

Cayena by Flori
Anuncios

18 comentarios sobre “Para que todo sirva para bien…

  1. Que letras mujer, siempre tienes tanto para dar, que buenas reflexiones para estos tiempos rápidos y veloces…
    La vida es corta. No tenemos mucho tiempo para alegrar los corazones de aquellos que viajan por el camino con nosotros. Por lo tanto, ser rápido para amar; date prisa en ser amable.
    -Henri Amiel, 1868

    Besos para ti…

    Me gusta

    1. Gracias, me alegran mucho tus palabras porque se que nacen de tu corazón y que de alguna manera me comprendes.
      Tu también tienes mucho para dar y alegras mucho los corazones.
      Besos para ti también querido amigo.

      Me gusta

  2. Es uno de mis versiculos favoritos, es uno de los que más me abrazo.
    Si quiza sin gritos una multitud no escuchará, pero aquel que tiene necesidad de escuchar es quien se acercará.
    Un deleite venir a leerte chica, mil bendiciones.

    Me gusta

    1. Claro, una persona sana, o que piensa que esta sana o bien, no busca un medico como le decía a Zambullida, es una cuestión personal creer en Dios, una cuestión de fe.
      Gracias Candy, me alegro mucho encontrar tu comentario después de tanto tiempo 😉
      Mil bendiciones para ti también.

      Me gusta

  3. Flori querida, si algo he aprendido en mis vivencias de los últimos años es que todo, todo, todo obra para bien, aún lo que me ha producido gran dolor. Dios es soberano, su propósito y plan para nuestra vida es perfecto, pero el trayecto para llegar a la meta puede tener obstáculos, desegaños, traiciones y tantas otras situaciones que nos van a doler, pero nos harán crecer. Un abrazo!!!

    Me gusta

    1. Si, es así, mucho depende de nuestra capacidad para buscar mirar que hay de bueno en cada situación, y en creer que si hemos luchado podremos tener la certeza de que todo será para bien.
      Gracias por tu comentario, Elizabeth.
      Un abrazo.

      Me gusta

  4. tu prosa limpia es una via fluvial para acercar la palabra a los que oyen, los que se hacen y los sordos del alma. El amor lo llena todo y es el marco para vivir una vida plena… un beso y un abrazo Rub

    Me gusta

    1. Me gustan esas palabras que lo resumen todo: “El amor lo llena todo y es el marco para vivir una vida plena…” preciosa y valiosa verdad.
      Un beso y un gran abrazo amigo Rub.

      Me gusta

  5. La Libertad es tan importante y tan fundamental para nuestro desarrollo personal, que sin libertad no existiria nada que mereciera la pena.
    Por éso Dios nos la dá.
    Presiosa foto para un buén texto.
    Un Abrazo 🙂 .

    Me gusta

  6. No sé por qué has publicado tantos post de repente. Es una lástima no poder saborearlos con calma. Que las cosas malas nos ayudan a crecer es algo que quiero creer siempre, pero la verdad es que en el momento sólo te hacen sufrir. Un beso.

    Me gusta

    1. No amiga, no he publicado estos post de repente! solamente estuve editando unas entradas. Puedes leerlos con calma cuando gustes 😉
      Las adversidades no solo pueden hacernos crecer, sino que depende de nosotros transformar esas experiencias para bien, puede ser en última instancia para ayudar a otros en semejante situación, o para descubrir aspectos de la vida que de otra forma no podríamos, como el apoyo de seres queridos, y el hecho de empezar a ver la vida de otra manera, quizá más sencilla.
      Un abrazo.

      Me gusta

  7. No comparto tus ideas querida Flori, pero el texto que has escrito es precioso y dices cosas que no dejan de ser grandes verdades. La libertad es imprescindible para el desarrollo del ser humano y el que quiere esta presto a oír escucha las palabras de su propio corazón.
    Un fuerte abrazo, querida amiga.

    Me gusta

    1. Bueno, se que no compartes mis ideas Mercedes, pero valoro mucho que aún así ponderes lo que escribo y te tomes el tiempo de leer querida amiga. Escuchar el propio corazón es vital para conocernos, y para estar conectados con nosotros mismos.
      Un fuerte abrazo para ti también.

      Me gusta

  8. El que de veras ama a Dios, se ama a sí mismo y ama a los demás. El que de veras ama a Dios intenta que el bien guíe sus acciones, lo cual no quita que otros que no le conocen o que no creen en Él, busquen con ahínco el bien.

    El amor a Dios y la libertad son indisolubles, pues Dios creó al hombre libre y nada hay más sagrado para Él que la libertad del hombre.

    Preciosa flor, flori.

    Me gusta

    1. Pues sí, es así, amor y libertad van de la mano… La diferencia que veo es que cuando no se conoce o no se cree en Dios es difícil encontrar muchas veces la guía, el consuelo, en mi opinión, ante las dificultades que surgen en la vida. De todos modos quizá por eso Jesús dijo que el no vino a buscar o a sanar a sanos sino a enfermos, pues el que cree estar sano, no busca un medico.
      Gracias Zambullida.
      Un abrazo.

      Me gusta

  9. Yo quisiera tener tu fé. Ver la vida de esa manera tan hermosa como tú la miras. Creo que es un poco tarde para llegar con la pureza que tu lo haces. Tarde para mí, en muchos aspectos. Al leer tus palabras pienso, tiene un tesoro en el corazón, lo trasporta y me regala algo de él con sus palabras. Hermos texto Florí, gracias por pensar así.
    Un fuerte abrazo.
    Hasta pronto.

    Me gusta

    1. A mi me falta mucho Stella, todavía. Si te digo que nunca es tarde querida amiga, para ver la vida con fe. Sabes, me emociona saber que puedo transmitirte un poco de lo que siento. Gracias por llegar, con tan bellas palabras.
      Un abrazo grande.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s