Por los niños…

Los niños son ciertamente una bendición, reconozco que muy poco sabía del amor antes de ser madre, salvo por el recibido en mi hogar, no sabia como sería amar.

Yo pensaba que el amor era aquel sentimiento romántico a partir del cual sentía sensaciones intensas y que ese era el amor, mas solo un tipo de amor. Solía escuchar aquella frase: “el amor más grande es el de una madre…”, quedando suspendida en el aire para mí.

Más tarde en mi vida cuando tuve a mi hijo, fue que empecé a comprender, y a sentir como dentro de mi se agitaba un mar de emociones, cuando el niño se enfermaba y no quería comer, o cada vez que alguien se acercaba amenazante, me sentía la mujer más fuerte del mundo,  para buscar la solución, para cuidarlo a él, y no porque fuera fuerte, sino porque me lo inventaba así, o quizá eso hace la naturaleza…

Es increíble, pero los cambios que ocurren a nivel biológico en la mujer durante el embarazo la capacitan para tener más fuerza, más sensibilidad y también más empuje que antes, al menos, durante esta etapa…

Los momentos en mi vida en los cuales sentí querer tirar la toalla en el sentido de seguir buscando mejorar mi manera de ser, de actuar, buscando que las cosas mejoraran; se fueron disipando… Cuando te levantas y ves que un rostro juguetón te esta mirando, sonriente, esperando que lo abraces, cualquier pena o peso pierde el poder de derrumbarte, se vuelve nada…, y entonces comprendes que puedes hacer un mundo mejor para él.

Cualquier problema se hace pequeño…, o lo haces pequeño cuando de ti depende.

Empiezas a verte a través de unos ojos transparentes que como el agua te reflejan, más claro o más oscuro… es una mirada que se torna luminosa o triste… y que tu quisieras que siempre brillara… y por ello te conviertes en artista del amor…

Ya no más palabras feas, o de derrota, ya no más peleas, o contradicciones, y cuando ocurren, tratas de solventarlas…

Y cuando sinceramente la humanidad te alcanza, pues es inevitable, te quedan las palabras, la sonrisa ofrecida, la disculpa, el perdón, y el volver siempre, a comenzar mañana…

Hoy se que amar es aquello que continuas haciendo día tras día para que una sonrisa sincera, autentica, brille, para que la tristeza encuentre una vía por donde salir…, para que el conocimiento sea superado por la compasión, para que el saber eleve el alma y no la derrumbe…

Amor es cuando sigues adelante cual líder fuerte sorteando el camino, abriendo vías, y dejando espacios para que quien esta a tu cuidado en algún momento tome su propio camino… pero trataras de que no se derrumbe mientras este contigo… eso es el amor, por los niños…

Flori *)

Foto by Flori

Anuncios

22 comentarios en “Por los niños…

  1. Tiene que ser bonito, la verdad. Yo no tengo hijos y a estas alguras lo veo complicado. Supongo que Dios da a cada uno lo que necesita. En estos días navideños que se avecinan seguro que disfrutarás, con tu hijo, como una niña.

    Me gusta

    • Es bonito y a veces difícil, Dios nos da su misericordia siempre, es lo que más creo que necesitamos…
      Con los niños, con todos en general uno vuelve a sus días de niño…
      Gracias por pasar Zambullida.
      Un abrazo.

      Me gusta

  2. Mami siempre me dice que el día que sea madre la entenderé y sin duda alguna sera asi…lo que has descrito es tan preciso, tan directo, tan profundo para describir como realmente una madre se desvive por sus hijos en amor incondicional. Me encanto mucho el ultimo párrafo que nos dejaste, gracias por traer un tema tan lindo el día de hoy para meditar… bendiciones Flori! un abrazo enorme.. 🙂

    Me gusta

    • Gracias por tus palabras Ingrid, a medida que vamos avanzando en la vida muchas cosas vamos aprendiendo, y comprendiendo, gracias a Dios…
      Entender a mamá es de las más bonitas.
      Un abrazo grande.

      Me gusta

  3. El amor de madre es sacrificio, bendición, ternura, desinterés, paciencia. Es dar sin esperar recompenza alguna. Amor que no juzga, sincero, que llegue con nosotros en nuestro primer llanto, y se va de aquí y queda a nuestro lado acompañándones siempre mientras vivamos. Un hermoso tema para compartir.
    Un abrazo Flori. Si el niño de la foto es tu hijo, y como sé que tienes madre, felicitaciones a los dos, porque sabes trasmitir los sentimientos.
    Hasta pronto.

    Me gusta

  4. Mi madre también me decía “cuando seas madre ya lo entenderás” yo creo que en todo el mundo, se ha escuchado esta frase. Y estoy totalmente de acuerdo por nuestros hijos somos capaces de todo, precioso tu texto Flori, como siempre, besos

    Me gusta

  5. hermosa reflexión que nos relata lo que vive el corazón de una madre día a día, sembrando y cultivando ese futuro que mañana tendrá sus propias riendas. te amo hija
    que Dios te bendiga siempre
    Mamá

    Me gusta

  6. Hermoso pensamiento!!! tengo que confesarte que aunque no soy madre creo entender cuando hablas del amor maternal, pues tengo sobrinos y haría lo que fuera necesario para que ellos sean felices, cuando nació mi sobrino-ahijado, decía que estaba enamorada de él y que no podía imaginar que hubiera un amor tan grande, ya veré si algún día tengo la oportunidad de ser madre. Un abrazo!!

    Me gusta

    • “La fuerza de voluntad viene siempre de una gran amor” dice una frase que en este momento no recuerdo el autor, pero, creo que hay que sintonizarse con el amor, que es la fuerza que mueve el universo, y de la cual nosotros somos hijos…
      Gracias por tus palabras.
      Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s