Poesías·Reflexiones

Inocencia

Como el pájaro que siempre vuelve al nido, voy retornando a los días de mi inocencia, aquella que arropaba todos mis sentidos… vistiendo de luces la noche… viendo aparecer con ella las luciérnagas, el canto de los grillos…

Cuando el hombre sabe demasiado no puede llevar en si el peso de tantos años…, la vida lucidez le va quitando, para que sienta otra vez como el niño, la inocencia…

Cuando se conoce demasiado se siente con ello el desvelo que las alas va cortando… alas de la imaginación de un mundo mejor… uno en el que todo es bueno… 

No le temo al saber, pero quisiera volver a la claridad de la mente que mira sin suponer, solo del color su brillo… y ella le va pintando de sueños el momento, el instante…

El niño solo mira… solo siente… el adulto cuestiona…, el anciano ve pasar el instante ya no importa si sabe, ya no quiere saber… el tiempo se desliza… vida dura y suave, tan suave… agria y dulce, tan dulce… quizá por eso termine el hombre inocente, otra vez… niño, para volver como el pájaro al tibio nido que cobija la madre… inocencia que nos libra de temores, que abriga los sueños para que nunca acaben…

Flori *)

Foto by Flori
Anuncios

14 comentarios sobre “Inocencia

  1. Entiendo el sentido de tu post, flori, pero no creo que la inocencia esté reñida con el conocimiento. Es más: cuanto más avanza uno en este sendero, se acaba topando de forma irremediable con su fragilidad y descubre que lo que de verdad importa es lo pequeño, lo cotidiano. Hay grandes sabios que no han hecho sino reconocer su incapacidad para casi todo y que disfrutaban de cualquier cosa, por pequeña que pareciese, como un niño. El niño siente y el adulto también puede hacerlo. El niño también cuestiona, porque hay cosas que no le encajan que no comprende, especialmente en lo que se refiere al comportamiento de los adultos, quienes, en teoría, tendrían que darle ejemplo.

    Me gusta

    1. El conocimiento muchas veces nos abre los ojos a la debilidad del ser humano, por el cual el mundo actual puede no ser un lugar acogedor…, perdemos a través del conocimiento mucha de esa confianza.
      Ciertamente la sabiduría es la que nos lleva a valorar la simplicidad…, a buscar ese estado inicial de credulidad…, de ver sin suponer, recuperar esa confianza inicial, esa del niño pequeño para el que es fácil “creer”…

      Pensé que el error estaba en decir que el hombre pierde lucidez, ya que no es así para todos.

      Gracias por pasar, Zambullida, me hizo pensar tu comentario 🙂
      un abrazo.

      Me gusta

    1. Pues sí!! Susana, en ese sentido…, niño en cuanto a la frescura y la sencillez para confiar y para creer. Este versículo que acabas de citar tiene mucha profundidad, y me gusta mucho.
      Gracias por pasar,
      un abrazo.

      Me gusta

  2. Es bonito, muy bonito lo que escribes, pero no estoy segura que sea del todo cierto.
    Mi madre, con noventa años, está más llena de sabiduría que ninguno de sus hijos. Por esto mismo, no da importancia a cosas que nosotros consideramos esenciales y es comprensiva y tolerante con los defectos ajenos.
    Un fuerte abrazo

    Me gusta

    1. Pues sí, digamos que hay cosas que son ciertas algunas veces y otras no. Mi abuela tiene 91, y esta llena también de mucha sabiduría, lo cual es algo que me alegra mucho… Gracias por pasar…, un abrazo grande.

      Me gusta

  3. Para mí es inocente pensar que los demás no hacen daño a propósito, pensar que la gente es buena. Así lo entiendo, y me cuesta mucho verlo de otra forma, a pesar de que es evidente que hay algunas personas que no son como digo.

    Saludos.

    Me gusta

    1. De eso se trata Alan, ser inocente es pensar que el mundo es bueno… Me gustaría llegar a esa inocencia y encontrar el sentido de muchas cosas que talves ahora no lo tienen…
      Gracias por pasar,
      un abrazo.

      Me gusta

  4. Flori.
    Sí todo se deslizara en la vejez, si no importara nada del mañana, yo no estaría escribiéndote éstas líneas. Me dirás que para algunos es así, que hay diferencias, en determinados casos.
    Lo que sucede, es que la memoria es selectiva y al pasar los años, uno separa los yuyos del trigo. Siembra menos, con más esfuerzo, pero eso sí, lo que valga la pena vivir.
    Tú trabajo, da y dará para muchas y variadas respuestas.
    Un abrazo.
    Hasta pronto.

    Me gusta

    1. Bueno, esta entrada la escribí, casi al vuelo, tenia en mente una idea de porque algunas personas terminan en su vejez siendo seniles…, y la relación que tiene esto con la niñez temprana…
      Te cuento que mi madre es una persona muy inquieta, ella de joven escribía, pintaba, al oleo, al carbón, también hasta la actualidad se dedica al diseño y a la alta costura, aunque sin mas pretensión que el amor por lo que hace; ella una vez me dijo que ya no le importaba tanto el conocimiento, no como antes, sino le interesaba más “vivir” y disfrutar lo que ya tiene…
      Pensando en ella, en ese arte que tiene para desligarse de su entorno, sumergirse en lo que hace, ser feliz, ser hasta inocente, y conscientemente hacerse inocente, pues ella me dice que: “veras las cosas dependiendo de como este tu corazón”, pensando en ella, se me ocurrió esta entrada… Vaya, luego escribiré más sobre ella…
      Gracias por leer estas cosas mías, que a veces trato de que me salgan transparentes, pero a veces creo que no es así…
      Gracias por tus palabras tan enriquecedoras, las tendré en cuenta porque ya eres parte de las personas que conozco, y que también me inspiran a pensar en la vida.
      Bueno, me extendí un poco…
      Un abrazo grande.

      Me gusta

  5. Yo estoy de acuerdo, las experiencias y la vida en sí, te hace ver a las personas y las cosas de diferente forma, nunca como las ve un niño, aunque es verdad que yo sigo creyendo y por eso me duelen tanto las cosas, creo que sigo siendo un poco inocente a mis 40, besos Flori

    Me gusta

    1. Entonces ya somos dos, como creo siempre en la bondad, no puedo dejar de sentir tristeza muchas veces. Pero siempre trato de tener presente que son esos ojos que miran sin prejuicios los únicos que pueden: “ver”.
      Gracias por pasar Manoli,
      un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s