Comunicación·Reflexiones

Un pedacito de verdad…

Hoy me quedo todavía asombrada al escuchar como algunas personas se escandalizan por las creencias de otros, aunque parezca que estoy haciendo lo mismo, pues me asombro.

Recién leía que alguien se molestaba mucho y hasta maldecía porque todavía muchas personas creen en cierta religión (), y yo me pregunto, el mismo  derecho que tiene esa persona de creer en lo que quiere, no lo tienen las otras también? ¿entonces porqué el escándalo?

Si bien es cierto que existen los valores universales, los matices también existirán como que cada persona es un ser diferente. Incluso la verdad que yo entiendo nunca será la misma que entiende otra persona aunque estemos mirando hacia el mismo lugar. Así de distintos somos. Así como nunca podré ver tu verdad con la cabalidad con la cual la miras tu…

Con esto recuerdo aquellas palabras de Cortazar en su libro “Rayuela” cuando decía: “tan cercanos estamos y tan lejanos, nunca nuestras almas podrán verdaderamente tocarse…” (parafraseado). Por esto la fascinación tan grande que ocurre cuando dos seres logran sintonizarse en la misma frecuencia, aunque sea por momentos o segundos…

Tenemos maneras distintas de sentir la vida, ¿cómo podemos pretender imponer nuestra verdad a otros, cuando esa verdad para nosotros crece, se transforma e incluso varia?

No me parecen buenas las imposiciones de ninguna índole, uno puede, sí, compartir, o más específicamente: Mostrar lo que cree…

Uno de los mayores apóstoles en la Biblia: Pablo, era un gran retorico, y su inteligencia para transmitir una idea era que nunca detractaba las creencias de los otros, simplemente tomaba lo mejor de las personas, lo que ellas creían, e iba explicando su postura y haciendo una especie de cuadro en el cual nunca desechaba de plano las ideas de los otros, las moldeaba, las transformaba… De allí su éxito como comunicador.

Abrir la mente de otros no es tarea fácil, si queremos lograr eso, primero tenemos la gran tarea de abrir nuestra propia mente para ver lo que hay de verdad en cada persona con la cual nos encontramos.

Crecí escuchando a mi madre decir: “Cada quien tiene un pedacito de verdad”, entonces, no pretendas aplastarla, desecharla…, ¿cual es ese pedacito? no lo sabemos.

Cuando vamos a alguien no deberíamos tratar de romper esa verdad; y porque? la razón es que no sabemos hasta que punto esa creencia le anima y le sostiene, hasta que punto es su sueño, su motor.

Empecé diciendo que me asombraba, y es cierto, pero el día de hoy trato de darme cuenta que los que detractan las ideas de otros de plano, también tienen su papel dentro de la sociedad, son actores que también hacen falta, sabemos que hay cosas que se deben rechazar abiertamente cuando hacen daño, y esa también es una tarea. Sin embargo, no me refiero a esas ideas en este post, sino a los matices, a las creencias de las personas. Las creencias en cuanto a religión, tendencias políticas, y sexo, por ejemplo, tienden a ser muy definidas, y por lo regular son bases que pueden estar sosteniendo la vida de una persona. Cuando se rechaza a otro por lo que piensa actuamos con discriminación, nos cerramos, cerramos nuestra mente, y en consecuencia en el peor de los casos podemos estar destruyendo esas bases.

Entonces, si tu ves que a alguien le hace bien pensar lo que piensa, permitele  pensar lo que piensa. Si no es así, si le hace mal, destruir de plano lo que cree solo hará que te guarde rencor. Hay muchas maneras de comunicar, yo diría que es todo un arte cuando se tiene presente buscar la manera inteligente de hacer llegar un mensaje… decir lo que deseas sin dañar a otros…, puede ser que a veces trates de cortar como una espada, y otras acariciar como la brisa…

Yo creo firmemente en mi corazón que a pesar de todo la verdad, el bien, la justicia, y todo lo bueno siempre resplandecerá como una luz en el firmamento…, la mayoría de las veces sin necesidad de escándalos. Facundo Cabral decía: “El bien es mayoría, pero no se nota porque es silencioso-una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye, hay millones de caricias que construyen la vida…”

Flori *)

Foto by Flori

 

Anuncios

20 comentarios sobre “Un pedacito de verdad…

  1. Uno de los signos que caracterizan a estos tiempos que nos ha tocado vivir es la intolerancia, flori. Los que más hablan y presumen de tolerancia son, por lo general, los más intolerantes.

    Buen fin de semana.

    Me gusta

    1. Sabes, es algo muy irónico pero lo que más queremos, buscamos y hasta presumimos es lo que nos falta…, no es casualidad que así sea, es como una especie de compensación, algo de lo más natural 😉
      Buen fin de semana para ti también

      Me gusta

  2. Como dice Zambu, “dime de qué presumes y te diré de qué careces”. Y, ya puestos, “la libertad de cada uno termina donde empieza la de los demás”. Y la nueva frase que, con tu permiso, acabo de adquirir, “cada quién tiene un pedacito de verdad”.

    Saludos.

    Me gusta

    1. Es bueno constatar que todas esas esas frases las usamos exactamente igual por estos lares…, te diré otra: “el dicho popular es sabio “.
      Un abrazo, y como dices tu: porque si no, no sería yo 🙂

      Me gusta

  3. Cierto lo que bien dices flori… ” Cada cabeza es un mundo” dice un refran Los puntos álgidos son sob re política y religión. Temas que se pueden dialogar, pero que nunca esté del otro lado un extremisto o como dicen ahora fundamentalista. Buenas reflexiones … un beso y un abrazo Rub

    Me gusta

    1. Allí esta el detalle, amigo Rub, se puede dialogar siempre y cuando no nos entreguemos a fanatismos, a los extremos, o fundamentalismos…, gracias por tus palabras. Un beso y un abrazo.

      Me gusta

    1. Pues sí, nos enfrentamos a la decisión de hablar o callar, “¡Ser, o no ser, es la cuestión!”, como decía Shakespeare… Y la respuesta para mí es que solo podemos: “Ser”.

      Esa formula exacta, también me gustaría tenerla…, un beso.

      Me gusta

  4. Si supieses que hemos estado dando un paseo por nuestra urbanización, mis hijos y yo, (tienen 12 y 14 años) y mi hija (ella es la de 14) hemos ido hablando de esto mismo por el camino, comentando que un amigo nuestro aún no ha bautizado a su hija, que ya mismo cumplirá un año, y las dos estábamos de acuerdo en que aunque no lo compartimos, hemos de respetarlo como tantas otras cosas, no son mejores ni peores, si no diferentes formas de ver las coas. Hay que respetar todos los puntos de vistas. Y me parece muy sabio lo que dice tu madre, totalmente de acuerdo. Muchos besos Flori

    Me gusta

    1. Sabes Manoli, esta entrada la escribí porque aun no entiendo porque hay personas que realmente se molestan mucho cuando encuentran situaciones distintas, como lo que acabas de señalar…, creo que como vivo en un país donde hay tantos tipos de creencias, actitudes, y cosas a veces de lo más absurdas, uno tiene que aprender a ver a las personas por encima de todas esas diferencias. Algo que si es muy triste son las divisiones que se derivan por la falta de aceptación…
      Me parece muy bueno que sigas la amistad con ese amigo aunque no compartas su decisión, y que le transmitas esta actitud a tus hijos, eso los preparará para ser personas sabias y más felices en un futuro no muy lejano.
      Un beso, y gracias por pasarte.

      Me gusta

  5. Esa foto tuya me hace acordar a los paisajes que retrato. Un prado con diferentes árboles, con caminos diversos. Tu prado y el mío están en diferentes regiones y lo ven y lo disfrutan en Venezuela y Uruguay, y todos aquellos que se acerquen a ver.
    Para lograr el goce total de la vida , que es comprender y amar al otro, pienso que hay que mirar a lo alto, ahí donde el cielo infinito, toca y mece la copa de ésos árboles, sin importar que creen los que miran..
    Un abrazo.
    Hasta pronto.

    Me gusta

    1. Stella, tus palabras encierran una poesía tan bella, anoche las leía y me conmovieron casi hasta las lágrimas…, mirar a lo alto… siempre… lo tengo presente aunque por momentos se me olvida… hoy tus palabras me acercan ese infinito… las tendré presentes.
      Un abrazo… y hasta pronto.

      Me gusta

  6. Flori lamentablemente es así, te cuento que en mi familia hay mucha diferencia de religiones, mis abuelos tienen una creencia diferente a la de mamá,mientras que papá piensa que ambos están confundidos. No vale la pena mencionar hasta que punto las diferencias pueden llegar, pero perfectamente causa divisiones. Entendí entonces que nadie tiene el derecho a imponer una verdad que cree que es suya, solo nos queda respetar y ser flexibles a la hora de escuchar a otros. Un abrazo Flori, gracias por compartir esta excelente reflexión.

    Me gusta

  7. Tienes mucha razón aun cuando dos personas tengan su mirada en una misma direccion su manera de percibir, y sentir las cosas es diferente. El quitarle a una persona en lo que cree es tambalear su vida o definitivamente contemplar como se derrumba, ya que la fe puede ser la base donde construye su vida y todo puede girar alrededor de ella. No sería tan difícil de entender si nos pusieramos en los zapatos del otro ¿Que pasaría si a nosotros nos quitaran en lo que creemos? En mi caso, sí sería difícil sería como arrancarme el corazón, lo que dolería sería la descriminación, la señalización, el desprecio hacia mi y mi familia tan solo por lo que creo. Así de fácil es entenderlo. Una parte de mi familia tiene una fe totalmente opuesta (TOTALMENTE) a la mía y eso recien, al principio eso provovo un distanciamiento, pero ahora continuamos llevandonos bien pese a nuestras diferencias, hemos entendido que el tiempo de “creer” de cada quien llegará a su tiempo, ya sea a su lado a hacia el mío.
    🙂 Me pique con este tema amiga, lo siento…
    Un abrazo.

    Me gusta

    1. Sí, Candy así nos sucede, para todo hay un tiempo, lo cierto es que a veces no se pueden forzar las cosas, nosotras mismas hemos caminado los caminos que hoy otros transitan, al pensar así es posible la comprensión.
      Me alegra que pese a todo se sigan llevando bien, eso dice mucho de ustedes, pues al fin lo que importa es que no se pierda la relación de familia, de amistad…
      Y por cierto no te preocupes si te extiendes, este espacio es tuyo también y al comentar se enriquece.
      Un abrazo afectuoso 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s