La Espera

Foto by Flory

Un hombre llega a su casa, entra, y dice: -Buenas noches!- Sigue su paso, a medio camino se descalza, se sienta… espera un alivio, el descanso. El niño se acerca y le dice levantando la voz: -Papá!, papá!,  mira lo que aprendí!-  Y le muestra… sus ojos despiertos están como esperando la respuesta del padre, la palmada en la espalda…, el abrazo.

La madre de la cocina no sale desde hace rato, con muchos quehaceres…, espera el descanso del que la acompaña…, y espera… ya sin saber, aquellas palabras…

Flori *)

Anuncios

14 comentarios en “La Espera

  1. Los esfuerzos hay que hacerlos cuando estamos agotados. Cuando no lo estamos, no son esfuerzos. Pero merecen la pena.

    Lo malo es que eso se convierta en rutina, y nuestra vida nos atrape para que, en vez de vivirla, nos convirtamos en sus esclavos, en nuestros propios esclavos.

    Saludos.

    Me gusta

  2. Tu relato me gusto, porque lo sentí desde otra perpectiva.
    La complicidad que existe entre un padre y un hijo, esos momentos a solas que el hijo comparte con su padre de alguna novedad en la escuela o cualquier cosa, ese disfrutar del padre de la mirada dulce e incomparable de su hijo que le recibe con alegria y un abrazo, mientras la mama prepara la comida para consentir a sus amados.
    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s