Literatura·Reflexiones

De los dones y virtudes…

Como individuos tendemos a dividir nuestro ser en virtudes y defectos, torpezas y talentos, limitaciones y habilidades. Dividimos y seccionamos características como buenas y malas.

El tiempo y un poco de observación me ha demostrado que más que un conjunto de rasgos diferenciados, somos un conjunto en si mismo, donde nuestras características interactúan entre si dinámicamente y nos hacen ser lo que somos.

En ocasiones nos quejamos por alguna limitación o problema que nos aqueja, sin embargo ese problema es el que puede dar origen a desarrollar en mayor medida algún talento o don por así llamarlo.

Un ejemplo claro es el del ciego que llega a desarrollar su oído de manera extraordinaria, existen grandes músicos como Stevie Wonder, José Feliciano…

Un caso muy curioso es el de Brad Cohen, quien cuenta su vida en un libro (Front of the class) que luego fue llevado a la pantalla. En sus propias palabras el dice en su libro: “Cómo el síndrome de Tourette me hizo el maestro que nunca tuve”.  Lo maravilloso de la película es que plantea como una limitación puede hacer a una persona lo que es. Durante el transcurso de la película cuando buscaba trabajo los directores de las escuelas se lo quedaban mirando preguntándole, ¿como podrás dar la clase?; y el se defendía explicando lo buen maestro que era, sin ningún éxito. Fue solo después de largos meses que la novia de su padre lo enfrenta y le dice: “tú tienes un don para enseñar, pero no a pesar del Tourette, sino gracias a él…”

Foto by http://www.bradley.edu

Fue solo en ese momento que él comprendió que su limitación le había dado un don.

Esto me hace pensar que esa limitación, defecto o problema que tenemos, es lo que nos convierte en lo que somos, y puede ser el punto de partida para desarrollar ese don que tenemos. ¿Hasta qué punto están separados nuestras limitaciones y talentos?, no es acaso una división arbitraria que hacemos de nuestro ser?. ¿No son uno causa del otro?.  Creo que sí. Todo interactúa, el ambiente, la sociedad, y nuestras propias características en congeniar, y también en una relación que nos hace ser la unidad que somos.

Entonces, es bueno también agradecer todo lo que tenemos, y lo que nos falta.  Por que eso que nos falta nos puede dar mucho más de lo que imaginamos.

Brad Cohen descubrió en su propia piel, cuanto puede sufrir un niño a causa del rechazo y la incomprensión; fueron la aceptación y el respeto que le brindo un solo maestro en su vida lo que desarrollo en él una admiración que lo hizo anhelar ser como aquel maestro; para a través de si mismo transmitir que todos podemos a ser aceptados, escuchados, respetados…

Flori *)

Foto by bradcohentourettefoundation.com


Anuncios

14 comentarios sobre “De los dones y virtudes…

  1. Excelente entrada, llena de reflexiones. Elegiré una de las muchas cosas que me ha sugerido: Que lo “normal” no existe, que nadie puede decidir lo que es normal y lo que se sale de ahí.

    Saludos.

    Me gusta

  2. Nos encontramos en una sociedad donde todo lo que se sale de una supuesta “normalidad” se tiende a separar. Nada más injusto, hay individuos que están plenamente capacitados, a pesar de sus limitaciones físicas o intelectuales. Incluso esta “diferencia” les hace ser más comprensivos con el resto de los humanos.
    Un abrazo

    Me gusta

    1. Claro, y existen individuos que nos demuestran lo injusto que es hacer esta “separación” con las personas. Y cuyas vidas llegan a ser motivo de inspiración para muchos.
      Un abrazo.

      Me gusta

  3. Perdí un trabajo hace unos años y como no encontraba nada, decidí, para no aburrirme, escribir un libro y, de paso, regalárselo a mi sobrina. Comencé a escribirlo una semana después de su nacimiento. Acabo convirtiéndose en un texto muy especial; ningún texto posterior ha superado en belleza a ese primer y pequeño ensayo. Luego vinieron los relatos, la novela, el blog…

    Soy TDAH, lo que me ha ocasionado no pocos problemas y muchas noches de insomnio, pero gracias a ello también escribo como lo hago, con una entrega absoluta y sin límites.

    Y podría poner mil ejemplos más.

    Estupenda reflexión, flori.

    Me gusta

    1. Acabo de leer tu comentario y me he impresionado mucho, porque se que eres muy especial, como todos los somos; pero tenemos cosas en común, sabes Zambullida tengo un nene en edad escolar que también lo han diagnosticado TDAH. Al principio me sentí muy preocupada por el, pero luego entendí que esto también lo hace especial, el es brillante. De más esta decir que igual lo amo como el sea.

      Gracias Zambullida, por compartir.
      Un abrazo para ti.

      Me gusta

  4. ¿Sabes? Yo pienso que somos como queremos ser… Verás yo desde que le dieron apellido a mi Carcinoma, he sabido (porque nunca me engañaron al respecto) que solo un 10% de los intentos de cura o mejoría llegaban a buen puerto. Sé que todos en mi caso quieren estar dentro de ese 10%, yo además sé que lo soy, pero no es eso lo importante, lo importante es que desde entonces (hace ya medio año) veo y disfruto cada momento, como nunca los viví antes… Cada instante positivo, ya no me lo quita nadie y sigo sumando, después de todo más por más, siempre será más si no le meto un menos por medio ¿A qué sí?

    Pero que, ya voy estando un poquito mucho mejor ¿Eh?
    No tienes que preocuparte ¿vale? Un día más de antibiótico para “yeguas” y ya está, jejejeje!!!
    Venga, ven aquí, bonica
    >—O—< ¡Muah! ¡Muah! ¡Muah!

    Me gusta

    1. Que alentadoras son tus palabras, Marisol. Sabes, sé de buena fuente que cuando las ansias por vivir son grandes, esa energía vital, devuelve la salud, la misma vida… me alegra mucho que estés mejor!
      Un beso para ti! y un gran abrazo!

      Me gusta

  5. Profundas palabras, comparto tu opinión. La presunta normalidad es un punto de vista bastante plano. La sociedad que nos ha tocado vivir estigmatiza con facilidad cualquier diferencia por insignificante y ridícula que parezca. Necesitamos más tolerancia y conocimiento.
    un beso. Raf

    Me gusta

  6. Excelente tu Post, es una manera de convertir una “adversidad” en oportunidad en seguir adelante, y no dandole importancia a las negativas que te puedan dar los demas o la misma sociedad, los mejores ejemplos de superación lo dan los que transforman la desventaja en oportunidad, pero lo mas importante en aceptar la diversidad! de nuevo excelente tu post!

    Me gusta

    1. Aceptar las circunstancias de nuestra vida, aquello que a veces puede parecernos negativo, puede ser un punto de partida para mejorar, porque algún propósito se puede encontrar en todo.

      Gracias Gustavo por tus palabras, por tu aprecio!,
      un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s