Naturaleza·Poesías·Reflexiones

La hoja

Rodeada de tanta tierra… para mirar, distraerse, el cielo,

tanto espacio… para ella son abismos difíciles de abarcar

son formas incomprensible, cual puede ser su lugar?

desarraigada, la salvia en sus venas no correrá más… 

Su alma llora vacía, tratando de alimentarse de conocimientos milenarios

impresos bajo el sol, vueltos vanos, de tanto ser tomados y vueltos a dejar…

Sintiendo y sin sentir…

El alma se empeña en su reverdecer, buscando el consuelo…  sin saber…

La hoja desprendida del árbol, se sostiene vanamente, evitando el viento,

anhela permanecer en la paz, como antes, en el árbol…

Una paz que se volvió etérea cuando llegaron los cambios.

Yace sola en el suelo, debajo del árbol…

Solo puede aceptar su condición de extraña

cuando despierta un día  y se mira a lo lejos,  flotando en el aire,

se reconcilia con el viento, extraño invisible que la sostiene… 

se deja llevar, el viento ahora es su amigo,

impredecible, llega silbando anunciando viajes sin regresos,

ahora entre ellos no hay secretos,

ella se sabe un poco más que polvo,

y él le muestra los lugares, desde lo alto…

Tarde o temprano todo cambia, todo pasa…

la exaltación, el dolor, extremos que también pasarán…

La hoja que el viento quiso arrastrar, sin color, despegada del árbol, solitaria…

tendrá el consuelo del viento al pasearse por los montes,

sin lugar fijo a donde ir, a donde llegar…

podrá terminar siendo parte de la tierra que alimenta al árbol,

que la dejo al viento… que la dejo volar…

Lo que ella no sabe,

es que se separa por solo instantes;

ella siempre ha sido parte de él,

en un simultaneo morir y renacer…

Flori *)  

Foto by Flori

 

Anuncios

8 comentarios sobre “La hoja

  1. Me he visto como esa hoja, flori. Nos aferramos a cualquier cosilla de la que parece que nuestra vida dependiera. Esos cambios, sin embargo, aun dolorosos son necesarios para empezar siquiera a vislumbrar esas verdades que, en el trajín del día a día, se nos escapan y sin las cuales nuestro existir estaría desprovisto de sentido.

    Bonita reflexión.

    Me gusta

    1. Gracias Zambu, Los cambios conllevan a las crisis en la medida que nos aferramos como la hoja… cuando nos dejamos llevar conocemos entonces el viento, que nos enseña a volar…
      Un abrazo!

      Me gusta

  2. Somos asi como una hoja…pasamos por varias etapas …cada etapa nos va dejando una experiencia nueva…vamos por el mundo viajando , admirando todo lo que nuestro gran pintor nos regala cada día hasta que llega el momento de la partida…

    Me gusto mucho leerte Flori…hoy me transportaste por montañas y mares…recibe un gran abrazo deseandote un lindo día y una semana llena de mucha salud, paz y amor…cuidate mucho ok?

    Me gusta

    1. Si Alma, vamos viajando por el mundo, quizá a veces como una hoja, entre muchos paisajes hermosos.
      Gracias por tu comentario, y deseandote también salud, paz, amor y muchas bendiciones.
      Un abrazo.

      Me gusta

    1. Es la magia de las palabras, de las metáforas, que pueden variar para interpretar los pensamientos que nacen en nuestra imaginación en algún momento, y eso es maravilloso…

      Un saludo y un abrazo Candy 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s