Esperanza·Reflexiones

Un solo latir…

La carrera comenzó hace tanto, vamos sumergidos sin mirar a los lados, tan solo a la meta.

Sueños que crecen, menguan y hasta desaparecen, son el alma que nos alimenta para seguir; muchas veces nos preguntamos, ¿a dónde?… Pero vamos porque eso nos enseñaron.

A veces en ese trayecto nos caemos,  y otras nos levantamos.

Seguimos adelante, sin darnos cuenta, como soldados; se nos pierde el alma, no la encontramos, cuidando tanto el corazón, con el frío acartonado… a punto de romperse…

¿Cómo será esa calidez de saber que todo esta bien?, esa paz de la que hablan…

Es entonces, cansados, ya sin aliento, cuando miramos a los lados buscando aquel calor que desde el cielo, el sol nos prometió… 

Y ya en lo oscuro de la noche descubrimos que siempre somos: tu allá y yo aquí, cercanos, pero tan lejanos…

¿Porque el miedo de mirarnos? ¿porque el temor de desnudar el corazón? ¿porque cuidarlo tanto? escondido no sentirá frío, pero tampoco calor… ¿acaso alguna vez nos arriesgamos a ponerlo en las manos? 

El frío de la noche se desvanece cuando ofrecemos nuestras manos al que ya no las puede tomar, devolverle la esperanza al que siente que ha perdido toda manera de llegar, es recuperar con él, el sueño olvidado…

Corazones juntos, encuentran calor…  nace entonces esa sonrisa sincera de los que sienten lo mismo: vamos cruzando el mismo sendero lado a lado… el mismo camino…

Sé que estas, y si te caes estaré allí para levantarte, llegar no importa si a ti puedo entregarme… si puedes encontrar el calor perdido en la caída, también lo encontraré… no importa si llegar, tan solo continuar…

Y te miro en cada ser que se cruza a mi lado, con miedo, quizá solitario… tendido a un lado del camino, le ofrezco mis manos… y en él miro esa, tu sonrisa tan cercana, la que le devuelve a mi corazón ese tibio calor…

Es el amor, ese contacto transitorio que para siempre se queda en nuestro recuerdo, venciendo el tiempo… saltando barreras, rompiendo esquemas, creando ese contacto donde no hay abismos: tu allá y yo aquí; sino los dos en un mismo sentir, un solo corazón, un solo latir… Una conexión que en un instante le devuelve al alma los sueños… un camino…

Flori *)

Foto by Flori
Anuncios

14 comentarios sobre “Un solo latir…

  1. Me pregunto algo que tú insinúas, si el amor es la meta, o es más bien el camino, el vivir amando. Si es lo segundo, el amor no se alcanza, se vive. Incluso aunque no tengas pareja.

    Interesante. Saludos.

    Me gusta

    1. El amor es la meta y también el camino, una luz en el horizonte, y una llama en el corazón…
      Vivir amando es ayudar a otros a llegar a la meta… algo contradictorio con este mundo, pero que solo se entiende cuando se siente que es más importante para ti la felicidad de otro, porque su felicidad es la tuya.
      Muchos lo descubren al ser padres o madres, por ejemplo.
      Un saludo para ti también.

      Me gusta

  2. “Corazones juntos, encuentran calor… nace entonces esa sonrisa sincera de los que sienten lo mismo: vamos cruzando el mismo sendero lado a lado… el mismo camino…” Es hermoso, pero no siempre factible, debido a esa tendencia tan humana a los juicios y a no ponernos en el lugar de aquel que actúa de forma diferente a la nuestra. No obstante, en muchas ocasiones surge esa sintonía de la que hablas, flori, y es maravillosa.

    El amor todo lo sana, pero también supone un riesgo y al que ya ha sufrido mal de amores, le cuesta volver a confiar.

    Me ha gustado el post, flori.

    Un abrazo.

    Me gusta

    1. Zambullida, una conexión puede durar segundos, y nos duele cuando se desvanece… pero hay un momento en la vida en el cual podemos descubrir con gran emoción que esa fuerza que todo lo une esta presente a traves de muchas personas, y a traves incluso de toda la creación, cuando podemos sintonizarnos con esa energía, podemos sentir nuestro corazón latir a la par con el amor que une todo el universo…
      La conexión con otra persona es quizá de esos anhelos que a veces no podemos llenar completamente, solo Dios puede llenar ese espacio, ofrecernos esa conexión ilimitada, la que nos ayuda a comprender a los demás, amarlos, sentir lo común que tenemos con todos por encima de cualquier diferencia…
      No es fácil, pero se puede llegar a comprender… a sentir.

      Respecto a confiar en otro… es mejor confiar que vivir con miedo, tener la dicha plena aunque sea por segundos, eso sí, si lo sientes profundo en tu corazón… si te equivocas, lo mejor es seguir el camino, somos humanos todos, y todo pasa por algún proposito… es mejor no forzar las cosas, más bien dejar que fluyan si han de fluir…
      El amor verdadero fluira naturalmente, y amiga siempre podemos buscarlo más arriba en las estrellas…!

      Un abrazo, y gracias, por tus palabras 😉

      Me gusta

  3. Hola Flori…muy bello tu post…el amor es lo que nos mueve…el amor es simplemente el motor de nuestras vidas…con tu permisito me llevo tu dirección para regresar a leerte ..bueno eso si tú me lo permites..feliz semana, un abrazo desde Colima México

    Me gusta

    1. Alma, gracias por tus palabras… puedes regresar cuando quieras, uno de los sueños que me mueven a escribir es poder compartir, y me alegra mucho tu visita, feliz semana para ti también, un abrazo!

      Me gusta

  4. Buenos días Flori….gracias por tu visita a mi casita virtual y por tu comentario…ya enlace tu blog al mio asi que por aqui me tendras seguido dandote lata jajaja…bueno es un decir , una broma ummmmmm…me va a dar mucho gusto compartir contigo sueños..sueños que te motivan a escribir todo lo lindo que tienes aqui…

    Recibe un enorme abrazo deseandote un bellisimo martes

    Me gusta

  5. Entiendo que el amor puede ser meta pero, a su vez, debe de ser camino vivido a pesar de los miedos y de los baches. Un texto muy interesante lleno de dudas existenciales que a todos nos asaltan.
    Un abrazo,

    Me gusta

  6. Lo que me he perdido el tiempo que no he podido utilizar el ordenador!!
    Saltar, correr, levantarse… Todo es posible si hay amor. Cualquier dificultad es superable mientras le pongamos cariño y dedicación a lo que hacemos para conseguir nuestros objetivos.
    El texto es fenomenal y da mucho que pensar.
    Besos!

    Me gusta

    1. Cuando no sabemos a donde ir, o nos cansamos, mirar a los lados, extender una mano, dar amor, puede hacer que recuperemos el sentido del camino…
      Gracias por tus palabras, alentadoras.
      Besos también!

      Me gusta

  7. Existen lazos tan fuertes que aun en la distancia logran hacer vibrar nuestro corazón. He llegado a la conclusion que hay relaciones tan especiales, (amigos, familia, pareja etc) que se forman unos hilos invisibles entre ellos, que aun estando lejos, cuando algo hace vibrar el corazón del otro de alguna manera llega hasta a ti. ( a mi me ha pasado)

    Me gusta

    1. Sí Candy a mi también me ha pasado, parece que esto sucede entre las personas cuando hay una conexión emocional; una especie de comunicación sin palabras, a veces invisible y aún en la distancia.

      Un abrazo y gracias por pasar por aquí 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s