El humilde carpintero

En cierta ocasión varios hombres de negocios habían asistido a una reunión y antes de ir, todos habían prometido a sus esposas llegar temprano para la cena. Una vez terminada la reunión todos se fueron lo más rápido posible para abordar el avión que los llevaría a casa. Pero en el camino se les hizo tarde, así que todos estaban apresurados tratando de llegar a tiempo para abordar el avión, así que en el aeropuerto, empezaron a correr, y algunos tropezaron con unas manzanas que estaban para la venta, las cuales se cayeron por el piso. Todos siguieron apresurados su camino y solo uno se devolvió para recoger las manzanas, el resto continuo; el que se quedo les dijo, – No se preocupen por mi, abordare el próximo vuelo!.

El hombre se quedo ayudando a la vendedora a recoger las manzanas, dándose cuenta luego de que era una niña ciega, mientras recogía las manzanas observo algunas aporreadas, así que luego saco un billete de su cartera y se lo entrego a la niña diciéndole:

– Toma este dinero es por los daños que ocasionamos mis compañeros y yo.
Luego el hombre le pregunta a la niña: – ¿Te sientes mejor?
Ella respondió, asintiendo entre sollozos, que si.
Luego el hombre se retiro.
Ya en la distancia, la niña lo llamo:

-¡Señor, Señor!,
Y le pregunto: -¿es usted Jesús!?

El hombre se estremeció, y se fue pensando…

La niña ciega no podía ver con sus ojos físicos, pero si pudo ver con su corazón, a ella le habían hablado de Jesús, aquel humilde carpintero de Galilea, que hablo acerca del amor, ciertamente no había muchas personas parecidas a él, era muy raro encontrar alguno.

Cuento (parafraseado) de BBN-Radio.

Anuncios

12 pensamientos en “El humilde carpintero

  1. zambullida

    ¡Qué hermosura! Me gusta la hª y también la contestación de la niña. Cuesta tan poco hacer feliz a alguien y, sin embargo, vivimos demasiado pendientes de nosotros mismos como para reparar en el otro.

    Me gusta

    Responder
    1. flori Autor de la entrada

      Quizá había sido la única persona en la vida de esta niña que tuvo con ella un gesto de amor de esa manera… por eso el asombro, la alegría de ella y su respuesta.
      Besos!

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s