Poesías·Reflexiones

Travesía

Escalar, trepar, estirar, arribar… verbos, 

caminos, mares, aire, cumbres… sustantivos,

palabras que mezclan esfuerzos y sueños vislumbrados,

recuerdos pasados coexisten con anhelos, nostalgias.

Es lo bello de lo humano, apreciable en la obra que muestra sus altibajos limados, o quizás amplificados, 

la relación entre lo humano y lo divino, lo incompleto, lo perfecto.

Lo relativo varia según la perspectiva.

Son absolutos un círculo cerrado, un monte escalado, la plenitud de la cumbre mostrando los abismos, la profundidad… la cumbre… lo completo.

El interés se mantiene durante la travesía, la escalada de lo eventual a lo esencial.

La vida sigue tratando, respirando, completando.

Una pizca probada de un todo más grande que se abre y confía,

a esperar encontrar lo que no se ha visto jamás.

Encontrar alivio en la simple espera.

Amar con la única esperanza en la revelación brindada por el puro amor… la liberación. 

El amor te despoja de lo sobrante, para poder escalarlo.

Quedarse con lo indispensable.

Soltar lo que oprime el corazón para poderse dar sin esperar jamas,

dejarlo ligero al vuelo, a la libertad propia, y del otro.

Estar contento con lo invisible, ese suave calor que siente el corazón,

es llegar a mirar sin tocar,

vivir el sueño que no se ha visto…

Forjar caminos entre matorrales espesos, quitar las piedras, bordear los riscos.

Dar de si a aquel que no sabes si amigo, si hoy, si mañana… porque es tu igual aunque no puedas verlo, o sentirlo.  

Ser visionario por encima del tiempo en que estamos, sin mirar atrás, solo adelante, sobre todo aquí, diariamente más allá…

Ir desde la necesidad hacia la llenura, desde lo incompleto a lo rotundo,

desde lo humano a lo divino, es un camino, transitable solo mientras se busca.

La travesía, solo es eso… es el andar lo que te forma y te transforma, te deshace y te rehace… y en ese suave balanceo encontrase, encontrarte…

Flori *)

 
Foto by Flori

 

Anuncios

9 comentarios sobre “Travesía

    1. En la medida que nos quedamos con lo indispensable nos acercamos más al centro de nosotros mismos, y a los demás; es la sencillez lo que permirte esto.
      Gracias por comentar 😉
      Un abrazo!

      Me gusta

    1. Después que escribí esta entrada, he estado escuchando a Sting, con su “desert rose”, una canción preciosa, y que quizá el con su letra desentraña aquel camino que en el fondo de alguna manera todos buscamos, digo todos por creer que puede ser así… el dice:

      “Sueño con la lluvia
      Sueño con jardines en la arena del desierto
      Me despierto en vano
      Sueño de amor mientras el tiempo corre a través de mis manos

      Sueño con la lluvia
      Levanto la mirada por encima para vaciar los cielos…

      …Dulce rosa del desierto
      Esta memoria del Edén nos persigue a todos
      Esta flor del desierto”

      El sueño de encontrar lo que anhelamos en nuestro desierto… nos mantiene como Sting, con su cámara, en el video, buscando…

      Un abrazo Alan, saludos 😉

      PD: por cierto trataré de agregar la canción al mixpod, como un regalo de este cantante.

      Me gusta

    1. Gracias a ti, C. por tus palabras, me dan el aliento para seguir mirando el árbol de los sueños, los frutos del alma, que como dice Marcus Viana, son mios, son tuyos!

      Un beso para ti también.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s