Delirio

Un delirio llevo por dentro, ¿será que deliramos sin saber el porqué?, ¿cómo saber que no deliras?, ¿acaso sabe el loco de su locura?.  Si estas demasiado cuerdo…  ¿será que te arrebato la tierra de los cielos?

Siento algo adentro que se apura a salir, una energía que toma la forma que quiere a su antojo, no puede salir si siente que la miran, no puede ser ella misma, necesita libertad para manifestarse tal cual, necesita creer que nadie la mira. Solo así puede fluir, como cuando bailas sin que nadie te observe, para ti solo, por el simple hecho de disfrutar la música.

Es una melodía que puedo escuchar, solo por momentos, a veces viene y se escapa, trato de retenerla, mas se niega si la busco, debo dejar que se desplace como el pajarillo que vuela libre a mi alrededor cuando estoy en completo silencio.  El total silencio provoca que esa tonada se eleve de una manera que puedo contenerla, palparla, y  hasta mirarla. Cuando me quedo el tiempo suficiente puedo moverme de tal manera que me confundo con ella, luego no se espanta, no se esfuma, siento que somos lo mismo. Me abraza, disuelve el frío, dispersa las sombras y se impone por completo, ya no soy yo, es la melodía que rige el universo quien predomina, tomando cada segundo. El tiempo desaparece, el pasado y futuro no existen, solo una idea, un pensamiento, un sentimiento, un deseo que se realiza tan solo pensándose.

Lo que miro alrededor es una ilusión mostrándome, lo que llevo dentro; una ilusión sincronizada con la melodía del universo…

Cuando nos atrevemos a romper los esquemas observando algo distinto a lo que ven nuestros ojos, nos llaman locos. Si crees demasiado, dicen: ten cuidado; pero pienso, ¿cuidado de que?, si creer es lo único que podemos hacer, de hecho es lo único que hacemos, el mundo que se vislumbra no es real, nada real existe como tal, solo el sueño de lo que creemos mirar.  Por eso aquel que puede soñar más de lo que puede ver, vive más ampliamente, sin fronteras, sin límites, al menos se atreve a romper los esquemas.  Existe una gran ironía pues el mundo invisible es más grande de lo que creemos, y suele restarsele importancia porque no se puede observar o palpar con los sentidos. Quizás podemos palparlo de otra manera. Nosotros somos parte de ese mundo invisible, el infinito esta grabado en nuestros corazones, y como una certeza lo presentimos.

Hay quien es feliz mirando el pasto, tan solo mirando una flor, otro sueña con tocar las estrellas, ambos sienten sensaciones vivas, ilusiones que le permiten conectarse a la energía de la vida, ambos viven su realidad, soñada…  Nos mintieron cuando nos dijeron que la realidad y los sueños pueden alguna vez tocarse, porque no solo se tocan sino que ambos son lo mismo, están tejidos con el mismo hilo. No es casualidad que lo anhelado con pasión se viva claramente, sin razón.

¿Quién puede decir que aquel que delira esta loco?, ¿acaso no estamos todos muchas veces fuera de nosotros mismos? todos deliramos a cada instante, deliramos de miedo, mucho miedo de soñar, ¿pero porqué?.  Cada día tiene una promesa, el cielo para mirar y cada milagro de la vida que se produce en la naturaleza son sueños que se pueden tocar. Quien se atreve a soltarse, a dejar todo lo que de alguna manera lo ata y lo limita para llevar a cabo aquello para lo que fue hecho, y empieza cada día a caminar y ser la persona que quiere ser, puede llegar a sentir eso que se pierde al dejar los sueños; puede al fin encontrarse consigo mismo, y disfrutar cada momento…

Por mi parte prefiero delirar!, que me digan que he perdido el sentido, no importa, si en el trayecto del delirio, puedo tocar esos sueño, y esos sueños me dan vida, me dan alegría, me dan sobre todo el aliento para seguir adelante y no quedarme a la orilla del camino.

Para el promedio, la felicidad es una locura temporal de creernos dueños de lo que amamos. Pero el loco sabe que es dueño de todo lo que lleva adentro, por eso vive su locura!, su alma lo lleva a su antojo por caminos anhelados!… y le da el aliento tan querido para seguir caminando, sí!, para seguir caminando cuando ya otros sin sueños, se desmayaron…

Flori *)

Foto by Flori
Anuncios

5 comentarios en “Delirio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s