La Biblia·Reflexiones

La Flexibilidad

Foto by Flori

Si hay algo a lo que creo que uno debe estar atento es a no perder esa capacidad de doblarse, de ser flexible, propia de los árboles jóvenes. Si podemos darnos cuenta cuando sopla el viento muy fuerte sus ramas se flexionan pero no se parten, se doblan y luego vuelven a su lugar. Cuando un árbol esta joven y vivo tiene esta propiedad, no así los árboles más viejos o aquellos que están muertos, cualquier ventisca destroza sus ramas.

Con nosotros ocurre algo similar, como seres humanos esa capacidad de poder flexibilizar nuestra mente nos permite no caer en durezas o rigideces que nos hacen selectivos al observar el mundo, solo pudiendo ver un aspecto de la realidad que nos rodea. Se cae en juicios y en injusticias, se cae en la prepotencia de creerse tan sabio y de creer que ya sabes lo que necesitas, creo que ese es el primer paso al endurecimiento.

La flexibilidad es esa capacidad de estar dispuesto a cambiar tus esquemas, siempre en la vida en algún momento tendremos que cambiar nuestras ideas, y de esa disposición dependerá la capacidad de renovación, de mantenernos atentos a la realidad como tal y no tan solo a una parte.

Me llama la atención la gente que es capaz de ponerse en el lugar del otro, de desdoblar sus pensamientos y sentimientos y sentir empatía y ser comprensivo por el que es ajeno, creo que esto solo se logra después de necesariamente haber atravesado situaciones similares a esa persona que no lograbas comprender. Es increíble la manera como se logra luego de la crisis operar el cambio. Es fácil muy fácil juzgar algo que tu no has vivido, pero que difícil cuando te toca a tu puerta. habrá dos opciones: hago lo que creo, o considero otra opción más flexible para mí?, cuando es a ti que te pasa la tormenta, el viento romperá tus ramas o si te encuentra suave te doblara hasta tocar el piso pero no te romperá.

He visto personas que sostienen creencias rígidas y luego al ser uno de sus hijos los afectados no se inmutan, es como si su mente se bloqueará para no verlos transgredir las “reglas”. Como también he visto quien se obliga luego de una lucha interna a cambiar sus pensamientos por amor a un hijo.

Una cosa que me impresiona es cuando las reglas no valen nada o no son nada cuando el corazón esta vacío; allí se pueden cometer las peores injusticias, como negarle un pan a un niño por que no es de los hijos de los empleados del lugar.
Hay un relato en la Biblia, atroz, en Jueces 19, donde se puede observar como por cumplir una regla se comete una barbaridad; el análisis pone de manifiesto que no hubo misericordia. La regla se impuso donde debía haber una excepción.

Las reglas funcionan para que podamos convivir como sociedad, pero cuando estas se aplican indiscriminadamente sin excepciones o sin tomar en cuenta al ser humano puede volverse un gran peso insostenible.

¿Cuando cumplir la regla? ¿cuando hacer la excepción? creo que lo necesario es tener en cuenta siempre las dos opciones (a muchas personas nunca les surge esta duda), allí reside la capacidad de ser flexible; la respuesta dependerá de cuan duro o suave este tu corazón.

Así como las reglas tenemos ideas arraigadas que de vez en cuando tendremos que revisar, a veces para dar el primer paso para comunicarnos con otra persona, para poder empezar a escuchar.

Flori *)

Anuncios

4 comentarios sobre “La Flexibilidad

  1. Ojalá pudiéramos ser así de flexibles, pero a veces los años te van endureciendo y, cuando ya has visto muchas situaciones a tu alrededor, no puede impedir tener unas ideas arraigadas. Un beso.

    Me gusta

    1. Hay ideas arraigadas, unas que de verdad hacen falta, las convicciones…, sin embargo cualquier convicción o certeza no puede ser más fuerte que nuestra capacidad de pensar y de revisar en determinado momento cuando una idea puede llegar a ser un armazón vacío, sin sustancia… Sabes, Jesús vino a esta tierra a enseñarnos que pusiéramos ante todo el corazón.
      Bueno, gracias por leer esta entrada Susana…, como conclusión te digo que el amor es lo único capaz de convertir nuestro corazón de piedra en uno de carne, de hacerlo flexible…
      Un abrazo grande.

      Me gusta

  2. Espectacular reflexión Flori… me encantó el ejemplo que diste con las ramas de los árboles… y se relaciona mucho al tema que compartiste en el reciente blog sobre un “Pedacito de verdad..”. Con el pasar del tiempo corremos el riesgo de ser menos flexibles porque creemos que la vida nos ha dado la suficiente experiencia como para tener la “verdad” en nuestras manos…”. Es un gran reto aprenderlo… gracias Flori por compartir esto.. un abrazo.. que tengas un excelente fin de semana…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s